Manuel Baqueiro: “Llevo años sin salir de detrás de una barra de bar”

  • Manuel Baqueiro es el actor que da vida a Marcelino, el joven responsable del bar de 'Amar en tiempos revueltos'.
  • Asegura que antes de hacer de camarero en la serie ejerció como tal en un bar de copas.
  • 'Amar en tiempos revueltos' es la serie de sobremesa de TVE y está ambientada en la época franquista.
Manuel Baqueiro, caracterizado como Marcelino.
Manuel Baqueiro, caracterizado como Marcelino.
ARCHIVO

Manuel Baqueiro es el actor que da vida a Marcelino, el joven que trabaja y se ha hecho cargo de El Asturiano, el bar de Amar en tiempos revueltos, una serie ambientada en la época franquista (La 1; L a V a las 16.00 h).

¿Qué es más sacrificado, lo de actor o lo de camarero?

Bueno, yo he hecho las dos cosas. Los actores normalmente acabamos poniendo copas entre cásting y cásting (risas). Supongo que es más sacrificado el bar, si no es lo que te gusta.

Así que ya tenía experiencia para el papel...

Es diferente poner copas en un pub ser un camarero de época, pero la verdad es que entre la realidad y la ficción llevo años sin salir de detrás de una barra de bar (risas).

Los camareros, además de psicólogos también son un poco actores, ¿no?

Todos somos un poco actores. Cualquier persona tiene algo de intérprete, aunque sólo sea por una cuestión social, todos nos ponemos máscaras.

Cualquier persona tiene algo de intérprete, aunque sólo sea por una cuestión social"

Pero usted estudió derecho, ¿no ejerció?

No sabía bien lo que hacer y para tranquilizar un poco a la familia hice la carrera. Cuando acabé me salió un curro. Era una forma de ganarme el pan, pero era muy aburrido así que me volqué más en lo de actuar, que era mi afición.

Su personaje es un poco calzonazos...

Sí, es un calzonazos total (risas). Pero su relación con Manolita es así, se quieren, pero él necesita una mujer que le meta caña. Al final, en la decisiones importantes intervienen los dos.

¿Tiene usted más carácter?

Sí, de Marcelino tengo poco. Comparto su nobleza, pero tengo menos aguante. Necesito que me mimen, no que me echen la bronca.

¿Se preparó el papel de alguna forma especial?

Fue un poco precipitado. Me iba de vacaciones cuando me llamaron. Luego leí mucho sobre la época, investigué, hablé con gente mayor... Y luego comencé a quitarme todos los dejes y coletillas modernas. Los guiones ayudan mucho, porque están muy bien documentados.

Antes se tenía más respeto hacia la gente mayor y los desconocidos"

Antes la gente tenía mejor trato, más educación... ¿no?

Y más respeto hacia la gente mayor y los desconocidos. Hoy en día parece que la gente mayor no vale, y antes se les respetaba por su experiencia.

Su personaje se la juega durante el franquismo, ¿se ve en esa situación?

Hay situaciones que hasta que no las vives no puedes decir qué harías. Supongo que por la familia y los amigos haría lo que fuera, pero era una época muy difícil.

¿No choca salir del plató y volver al siglo XXI?

La dirección de arte está muy cuidada y es fácil meterse en la época y cuando sales el contraste es muy gracioso, como viajar en el tiempo. Pero el personaje se queda allí. Estar metido siempre en el personaje me parece insano.

Si pudiera hacerlo... ¿en qué época le gustaría vivir?

Siempre he sido muy aventurero, así que el siglo XVI o XVII, para irme a vivir aventuras a bordo de un velero.

Soy cocinillas de algunos platos en concreto, como paella, fideuá, lubina..."

¿Y qué echaría más de menos de nuestro tiempo?

Como casi todos los ciudadanos, creo que el móvil. La oportunidad de poder comunicarse en cualquier momento es fantástica.

En la serie se pasa el día entre callos y garbanzos, ¿es usted cocinilla?

(Risas) Sí, me gusta bastante. Soy cocinillas de algunos platos en concreto, como paella, fideuá, lubina a la sal...

¿Por qué cree que las series sobre otros tiempos tienen tanto éxito?

Porque son periodos que mucha gente ha vivido y por los que mucha gente siente curiosidad. Hay gente a la que le gusta revivir una época que pasó y otros a los que les interesa ver cómo vivieron sus padres y abuelos. Además son importantes porque hablan de una época de la que durante mucho tiempo no se ha dicho nada.

BIO:

Manuel Baqueiro es de Madrid, aunque de ascendencia gallega. Tiene 32 años y comenzó a actuar con un breve papel en la serie La sopa boba, en Antena 3. Le gusta la fotografía y el tenis y salir "de cañas con los amiguetes".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento