Noche de alerta por inundación en Miranda de Ebro y mañana de limpieza en Vizcaya

El rio Ebro a su paso por la localidad burgalesa de Miranda de Ebro. (EFE)
El rio Ebro a su paso por la localidad burgalesa de Miranda de Ebro. (EFE)
EFE

La tormenta ha pasado, al menos por el momento. Tras un fin de semana de inundaciones en Vizcaya, llega el momento de la limpieza y de contabilizar los daños. A pesar de la alerta existente por la llegada de la marea alta en torno a la ría del Nervión, finalmente la situación no se agravó más aún.

Así, tras las peores inundaciones del último cuarto de siglo en la región, las vías de la red principal vasca habían vuelto a la normalidad circulatoria a última hora de la tarde, aunque todavía persistían problemas menores en algunas vías de la red secundaria debido al temporal. La red ferroviaria ya ha sido reestablecida por completo, tras sufrir cortes en todos los trenes que pasaban por Vizcaya, unos 38 en total según FEVE.

Los cortes de tráfico en la red viaria debido a la formación de balsas de agua persistirán hoy en algunos puntos de la red viaria, fundamentalmente en carreteras de la red secundaria, según informó un portavoz del Departamento vasco de Interior. Unos 1.800 vizcaínos, fundamentalmente de la localidad de Portugalete, continuaban esta medianoche sin suministro eléctrico después de varios centros de transformación de Iberdrola se inundaran por el temporal.

Además, centenares de escolares del municipio de Getxo (Vizcaya) no podrán ir hoy a clase debido a que las instalaciones de sus colegios están aún hoy anegadas o llenas de lodo. Es el caso del colegio público Larrañazubi donde el agua cubrió totalmente la primera planta del edificio y también resultaron muy afectados la ikastola Golela y el instituto Getxo 1.

Además, están cerradas las instalaciones deportivas municipales de Fadura. Por su parte, el servicio de Feve, Renfe y Metro Bilbao ya está restablecido.

Noche de alerta en Miranda de Ebro

El temporal también afectó a otras zonas más al sur, como es la provincia de Burgos. En Miranda de Ebro, por ejemplo, se activó durante la noche el protocolo de alerta ante la crecida del Ebro debido a las intensas lluvias caídas el domingo. Durante la madrugada, el caudal del río alcanzaba los 5,30 metros de altura (la media es de 1,33 metros) y trasportaba 1.100 metros cúbicos por segundo.

Según la previsión meteorológica, las lluvias empezarán a amainar al tiempo que se trasladan a Cantabria y Aragón, donde ya se han tomado algunas medidas para proteger el frente fluvial de la Exposición Internacional de Zaragoza, ante la llegada el próximo miércoles de una fuerte crecida del caudal del río Ebro a causa de las lluvias caídas en las últimas horas.

El agua acumulada en el Ebro anegó esta noche varias viviendas bajas y garajes ubicadas en zonas paralelas al río, el paseo de la Arboleda y las calles Bilbao y Alava, que de manera preventiva quedaron cerradas al tráfico. Además, los vecinos de la zona han sido alertados de la situación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento