José María Barreda: "Yo no seré el que niegue el agua a otros españoles para beber"

  • Entrevista al presidente de Castilla-La Mancha.
  • Barreda se manifiesta leal a su antecesor, José Bono.
  • Dice que su comunidad no perdió con la derogación del PHN.
José María Barreda, presidente de Castilla-La Mancha.
José María Barreda, presidente de Castilla-La Mancha.
JORGE PARIS

José María Barreda no es Bono, aunque ha heredado su contraseña para mantenerse en el poder. Con el Palacio de Fuensalida en obras, la presidencia de la Junta se ha trasladado al antiguo colegio de Doncellas Nobles, fundado en el siglo XVI por el cardenal Silicio. Por cierto, "no hemos hablado de la Iglesia", le digo. "Mejor, así no topamos".

Reconocerá que no se le escucha tanto como a su antecesor. ¿Grita menos o dice menos cosas?

Desde luego, gritar no grito y tampoco creo que lo hiciera Bono. Pero cada vez que tengo algo que decir lo digo con claridad y con firmeza.

Recientemente presumía usted de la lealtad que profesa hacia Bono. ¿Es más leal a Bono que a Zapatero?

No es contradictorio. Zapatero es el secretario general del partido y el presidente del Gobierno y le soy totalmente leal. Cuando hice esta reflexión me refería a la presidenta regional del PP, María Dolores de Hospedad. Me preguntaba qué se hubiera pensado de mí si en el congreso al que se presentó Bono de candidato yo, que he estado siempre con él, le hubiera traicionado porque Zapatero me hubiera puesto un plato de lentejas. Esto es lo que ha hecho Cospedal con Esperanza Aguirre, de quien ha sido consejera, y ella su protectora y su mentora.

¿Esta lealtad a Zapatero puede modificar su actitud sobre asuntos que afecten a su comunidad?

Lo único derogado del Plan Hidrológico es el proyecto de trasvase del Ebro
No, porque mi obligación primera es defender los intereses de los ciudadanos de Castilla-La Mancha, que es para lo que me han elegido. No puede haber contradicción entre esa obligación institucional y política y la lealtad al presidente del Gobierno y al conjunto del Estado del que me siento parte. Las comunidades autónomas somos parte de un todo. A mi me corresponde hacerlo bien en Castilla-La Mancha pero sin perder la perspectiva del conjunto. El todo es la nación.

¿Salió perdiendo Castilla-La Mancha con la derogación del Plan Hidrológico Nacional?

No. Lo único derogado del Plan Hidrológico es el proyecto de trasvase del Ebro. El resto no se derogó y en él Castilla-La Mancha conseguía cosas muy importantes como poner una raya en los pantanos de Entrepeñas y Buendía, por debajo de la cual no se puede trasvasar. Se reconoce la prioridad que tiene la cuenca cedente sobre la cuenca receptora, algo lógico porque el Tajo desemboca en el Atlántico y no en el Mediterráneo. Nosotros tenemos necesidades de agua que ni siquiera podíamos cubrir porque no estaban hechas las infraestructuras.

¿Qué pasará si en el Congreso de los Diputados el PSOE quiere modificar el artículo del nuevo Estatuto que establece el fin del trasvase Tajo-Segura en 2015?

No quiero adelantar acontecimientos, entre otras cosas para no dar facilidades a quien tenga ese interés. El Estatuto salió de aquí por unanimidad pero es una ley orgánica. También salieron por unanimidad estatutos de otras autonomías y el Congreso los ha modificado. Cada institución cumple con su papel.

Es decir que esa posibilidad existe...

Como posibilidad legal y política existe. ¿Es posible? Sí, aunque yo espero que no sea probable y que no ocurra.

Pero usted habrá hablado con su partido.

Claro que sí. Y sabe que mi posición es muy firme para que se mantenga la voluntad de las Cortes de Castilla-La Mancha.

¿Y la del PSOE?

Lo estamos discutiendo.

¿Sería usted partidario de desmontar físicamente el trasvase?

Soy partidario de aprovecharlo al máximo en beneficio en primer lugar y sobre todo de los castellano-manchegos. De hecho, el trasvase se concibió para sacar agua de Entrepeñas y Buendía y llevarla a lo largo de 500 kilómetros sin dejar una gota de agua por el camino y nosotros ya utilizamos la infraestructura y el agua del trasvase abasteciendo a 57 pueblos de Cuenca. También han empezado las obras de la tubería de La Mancha, que va a llevar agua potable directamente a los sistemas de distribución de pueblos y ciudades.

Es decir que si hay que cortar el grifo, que sea en la frontera con Levante.

Mi planteamiento es que el agua de los ríos de España es de todos los españoles, pero también de los castellano-manchegos. La ley nos da prioridad. Hasta ahora no la podíamos utilizar porque carecíamos de la infraestructura pero eso ya ha empezado a cambiar. Yo no seré el español que le niegue el agua a otros españoles para beber cuando la necesiten.

¿Aunque sea en el 2016?

Para beber no se puede negar en cualquier caso
Para beber no se puede negar en cualquier caso. Por eso, apostillo al celebre eslogan que dicen en Murcia de "agua para todos" que agua para todos, sí, para todo, no. Para beber, sí; para mantener un desarrollo que no es sostenible, de ninguna manera. Es imprescindible conseguir un consenso en torno a un plan hidrológico nacional y seguramente el punto de partida en el que todos podemos coincidir es el de garantizar el agua para el abastecimiento humano. Hay que acostumbrarse a una nueva cultura del agua, que pasa por un uso más racional y las alternativas disponibles. Murcia tiene una alternativa de la que nosotros carecemos: tienen un mar entero que desalar. No tiene sentido que estén reclamando agua y al mismo tiempo estén boicoteando las desaladoras.

¿Despilfarran ustedes tanta agua como se les acusa desde Murcia?

No tiene ningún sentido esa acusación, que me parece injusta e intolerable. Desde que funciona el trasvase hemos cedido 9.908 hectómetros cúbicos, es decir que si hay alguna comunidad solidaria con el agua somos nosotros. Esos comentarios son impertinentes. Nuestro porcentaje de superficie de regadío es inferior al de Murcia, donde aparecen cada año nuevas hectáreas de regadío ilegales. Hemos reclamado el control del agua trasvasada y ellos se niegan sistemáticamente a informar del uso final del agua.

¿Por qué se oponen a que se publiquen las balanzas fiscales y se conozca lo que cada autonomía aporta y lo que recibe?

En primer lugar, porque en función de la metodología que se use el resultado será distinto.

¿Dónde se ponen los impuestos del IVA o de sociedades?

¿Dónde tiene lugar la actividad o donde tiene la empresa su sede social? Además, el intento de publicar la balanza fiscal no es inocente porque quienes lo reclaman parten de un a priori, que es que ellos aportan mucho y reciben poco. Y todo para sacar una consecuencia: que como aportan mucho necesitan recibir más y quebrar el principio de solidaridad.

¿Debe mucho Castilla-La Mancha a la solidaridad de comunidades más ricas?

Castilla-La Mancha recibe solidaridad del conjunto de España y de Europa
Castilla-La Mancha recibe solidaridad del conjunto de España y de Europa, y la estamos utilizando para avanzar en convergencia. Hemos acortado distancia en renta media de forma espectacular. Un trato igualitario a situaciones desiguales perpetúa la desigualdad. En Castilla-La Mancha, a lo largo de muchos siglos, ha habido mucha injusticia acumulada y ahora necesitamos de la solidaridad como un instrumento para alcanzar la igualdad. Persigo la igualdad real entre todos los españoles.

Dice usted que la solidaridad anida en el ADN de los socialistas. ¿También en el de Montilla?

No dudo del compromiso socialista del presidente Montilla. Coincido con él en la ejecutiva del partido y me entiendo plenamente. El tiene ahora una responsabilidad institucional y eso a veces le puede condicionar u orientar en algunas de sus decisiones. Confío en que eso no le ofusque tanto como para perder el norte solidario.

¿Le parece correcto que Cataluña puede negociar bilateralmente su financiación con el Gobierno central?

Hay una polémica un poco falsa sobre esto porque también en el sistema anterior se negoció bilateralmente en un primer momento y luego se acordó multilateralmente. En esta fase las negociaciones son bilaterales. Estaría en contra si sólo fuera Cataluña, pero lo hacemos todas. Cada comunidad negocia con el Gobierno de España y luego se pone en común.

Varios partidos catalanes han cifrado en 5.000 millones de euros lo que tendrían que recibir de más al año con el nuevo modelo.

Ese cálculo me recuerda a las cuentas del Gran Capitán. La financiación autonómica no puede separarse de la del resto del Estado y tiene que garantizar los recursos suficientes para ejercer adecuadamente las competencias transferidas.

¿Se enfrentarán comunidades ricas y pobres?

Esa es una dicotomía falsa y en absoluto conveniente. Más bien, confrontarán planteamientos ideológicos. Nosotros somos socialistas porque hacemos hincapié en lo social y no en lo nacional o en lo territorial como los nacionalistas.

¿En la cena de Moncloa Zapatero cifró el margen de maniobra del que dispone el Gobierno?

Lo más interesante de esa cena fue el compromiso del ministro de Hacienda de poner algo más en la mesa para facilitar el acuerdo. No se precisó la cantidad.

¿El Gobierno prestaría más atención a Castilla-La Mancha si hubiera partidos nacionalistas?

No tenemos ningún problema de identidad
No, en absoluto. No tenemos ningún problema de identidad. Sabemos quienes somos. Somos españoles a fuer de castellano-manchegos y defendemos muy bien los intereses de nuestra tierra. No hay que hacer cosas raras ni disparatadas. No tendría ningún sentido que hubiera un partido nacionalista en Castilla-La Mancha, que además no es ninguna nación. Somos una comunidad autónoma de la nación española.

¿De los polvos de la negociación con ETA viene el lodo del referéndum de Ibarretxe?

Antes de la negociación Ibarretxe ya estaba planteando ese mismo referéndum. Por lo tanto, son polvos anteriores. Existe un problema estructural al que se han enfrentado todos los Gobiernos democráticos desde la Transición.

¿Lo que plantea Ibarretxe es un desafío al Estado de Derecho?

Creo que la respuesta del Gobierno es meridianamente clara. Se le ha dicho con claridad y firmeza que no se acepta de ninguna manera. Y ya está.

¿Apoyaría la suspensión de la autonomía vasca por un hecho como éste?

El Estado de Derecho tiene recursos suficientes para solventar los problemas y las diferencias sin llegar a situaciones límite o excepcionales.

¿Su comunidad está en crisis económica o en desaceleración?

Estamos en una desaceleración acelerada. Estamos notando la situación
Estamos en una desaceleración acelerada. Estamos notando la situación. La actividad de la construcción, que es un sector importante en la generación de empleo, se está retrayendo. Para eso hemos planteado un plan muy novedoso de vivienda para facilitar su acceso a los jóvenes. Queremos que en Castilla-La Mancha el derecho constitucional a la vivienda sea un derecho efectivo. Aquí se da otra circunstancia que me preocupa. Tenemos empresas auxiliares de la construcción que generan mucha mano de obra. El 70% de las puertas que se instalan en España se fabrican aquí y más del 50% de la cerámica industrial, de los ladrillos, también.

¿Está a favor o en contra de la energía nuclear?

Soy partidario de las energías renovables. Somos la primera comunidad en producción de energías limpias, los que producimos más energía eólica, fotovoltaica y termosolar. Tenemos dos centros de referencia nacional en la investigación de la energía solar fotovoltaica y de pilas de hidrógeno. Por ahí va el futuro. En 2012 produciremos más energía renovable que la que consume la propia comunidad.

No aceptaría, por tanto, la instalación de ninguna otra central nuclear en la región.

Diría "nuclear, no gracias" y recordaría que hemos tenido dos centrales y aún tenemos una en funcionamiento. Ahora bien, soy consciente de que tenemos un problema de dependencia energética y que hay que hacer un esfuerzo para encontrar alternativas.

¿El PSOE está en retroceso en Castilla-La Mancha?

Ni los resultados electorales ni las encuestas nos lo indican.

Los últimos resultados han significado la victoria del PP en todas las provincias...

Pero en las generales, como ha pasado siempre. Hace un año perdieron estrepitosamente las autonómicas y municipales. Las encuestas de ahora nos dan más apoyo. Nada ha cambiado.

Es más, quien está mal y tiene problemas internos es el PP. Si alguien tiene que estar preocupado es el PP.

El deseo del orden 

Adora: Nada.

Detesta: La falsedad y la hipocresía.

Teme: Siempre hay algún temor profundo e irracional.

Aspira: A ser feliz.

Colecciona: En la adolescencia, de todo; ahora, nada.

Una manía: El deseo de ser ordenado.

Un defecto: Más de uno.

Una virtud: Me gustaría tener varias.

5.500 kilómetros semanales

¿Qué libro está leyendo? The Jude, una historia sobre los vencidos en la Guerra Mundial. ¿Qué ve en la tele? La veo pero nada concrfeto. Soy muy aficionado al zapping para desesperación de mi familia. ¿Concilia bien familia y política? Trato que el tiempo que la dedico sea de calidad. ¿Qué música prefiera? Me entretiene la música ligera y me gusta trabajar y escribir con esa música. ¿Es usted de conciertos? Ahora, no. ¿Va mucho al cine? Menos de lo que me gustaría porque me encanta. ¿Duerme muchas horas? Noto si no duermo siete horas y media. ¿Conduce? Me llevan; hago una media semanal de 5.500 kilómetros. ¿Cocina? No. ¿Tiene hipoteca? La he cancelado hace poco; tampoco soy un joven.

¿Quién es? 

Nació en Ciudad Real el 4 de febrero de 1953. Casado y con dos hijos. Doctor en Geografía e Historia y licenciado en Filosofía y Letras. Ha sido concejal de Ciudad Real y consejero de Educación, de Relaciones Institucionales, senador, presidente de las Cortes regionales y vicepresidente de la Junta. Preside Castilla-La Mancha desde abril de 2004.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento