Intentó prenderle fuego a su ex pareja sentimental pero ella le retiró la denuncia

  • El fiscal se queda solo pidiendo ocho años de prisión para el procesado.
  • La discusión por una propiedad motivó la tentiva de homicidio.
  • Teléfono gratis de ayuda sobre violencia doméstica: 016.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CÁDIZ

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial juzgará mañana a un hombre que roció con gasolina e intentó prenderle fuego a su ex novia en Sanlúcar de Barrameda en mayo de 2006, a pesar de que ésta retiró la denuncia y renunció a la orden de alejamiento varios días después.

Así, pues, se queda solo acusando el Ministerio Público por los hechos relatados en su escrito de calificación. En ellos, se narra que A. R. P., de 35 años de edad y sin antecedentes, el 18 de mayo de 2006, quedó en recoger con el coche a su ex novia, I. R. R. G., a las 16.15 h., en su domicilio del Callejón de Guía.

Continúa la Fiscalía que la mujer se montó en el vehículo en el asiento del copiloto y juntos se dirigieron a una zona despoblada situada al final del referido callejón. Una vez allí, se inició una discusión sobre la propiedad del vehículo, en la que el procesado comenzó presuntamente a cerrar todos los seguros de las puertas y a golpear a la mujer, dándole un puñetazo en la nariz y otro en el pecho, intentando sacarla del vehículo por el cuello y los pelos.

Ante la resistencia de la ex novia a bajarse, ya que le decía: "bájate del coche que fuera te voy a matar", el procesado, según la narración del Ministerio Fiscal, cogió una garrafa de gasolina que había dentro del vehículo, situada a los pies de la mujer, e intentó derramarla sobre sus piernas, lo que no consiguió, porque I. R. R. G. las levantó.

Sin embargo, sí derramó la gasolina por el suelo del coche y, con la presunta intención de acabar con la vida de su ex pareja sentimental, le prendió fuego con un mechero a la gasolina derramada y se salió rápidamente del vehículo, abandonando el lugar caminando tranquilamente, mientras las llamas se extendían, dejando a la mujer en el interior del coche, del que pudo salir tras abrir la puerta.

I. R. R. G. sufrió varias contusiones y algunas quemaduras. Sin embargo, tras retirar la denuncia y renunciar al ejercicio de la acción penal y civil el 25 de mayo de aquel mismo año, no asistió nunca a ninguna de las citaciones efectuadas para que fuera examinada por el médico forense ni por la Unidad de Valoración Integral de la Violencia de Género.

El fiscal pide ocho años de prisión, y la prohibición de aproximarse a la mujer a una distancia inferior a 200 metros durante diez, para el procesado, al que imputa un delito de homicidio en grado de tentativa.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CÁDIZ

Mostrar comentarios

Códigos Descuento