Chenoa, Verónica, Natalia... a las 'triunfitas' les gusta desnudarse

Chenoa y Verónica
Chenoa y Verónica
ARCHIVO

Son guapas, deseadas, tienen ganas de triunfar, y un método fácil para conseguir dinero e incrementar su fama es posar semidesnudas para una revista. Esther, la concursante malagueña de esta edición, y que amenaza con escribir un libro sobre su paso por el concurso, ya ha dicho estar dispuesta a seguir haciendo top less porque a ella no le importa que la vean.

Mimí e Iván le aconsejaron que, antes de que le roben las fotos, vaya a Interviú y se lo paguen. Quizá lo haga. Aunque muchos fans de Mimí, una de las morenas más espectaculares que han pasado por el programa preferirían que fuera ella quien realizara el posado. Virginia, cuyo punto fuerte no es su cuerpo, sino sus maravillosos ojos azules, también arrasaría en los quioscos.

Ninguna de ellas sería la primera. La historia del programa de televisión Operación triunfo no sería nada sin la historia de sus concursantes femeninas y sus desnudos en las revistas. Algunas lo han hecho incluso gratis.

¿La venganza de Chenoa?

Chenoa, por ejemplo, posó casi como su madre la trajo al mundo para la revista de los 40 principales. Los fans de Bisbal vieron una venganza en aquellas fotos, donde la triunfita aparecía disfrazada de San Sebastián femenino asaetado por los dardos de la envidia y el desengaño amoroso.

La primera de las chicas en posar para una fue Verónica, que se atrevió a salir en la revista Interviú muy ligerita de ropa. Tras ella, Mercedes Durán, Edurne, Natalia y Nika la imitaron.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento