La tercera edición del festival de música Rock in Río Lisboa abrió sus puertas a las cerca de 90.000 personas que agotaron las entradas que permitirán ver en directo a Lenny Kravizt y Amy Winehouse. La cantante británica celebró su primer concierto tras su paso por una clínica de rehabilitación. Visiblemente afectada por consumo de alcohol y otras sustancias, Winehouse, apenas sin voz, casi no se mantenía en pie en el escenario.

La cantante de 24 años cantó durante 55 minutos, tiempo suficiente como para divertirse con los músicos y bromear con ellos. Según explicó la diva del Soul durante su pésima actuación, tenía "dolor de garganta". Pese a todo, no olvidó interpretar una de las canciones que le han aupado a los más alto de las listas de ventas: Rehab.

Inmenso Kravitz

El cabeza de cartel de la primera jornada del festival luso, que antecede al que se celebrará los días 27 y 28 de junio y 4, 5 y 6 de julio de 2008 en la localidad madrileña de Arganda del Rey, fue Lenny kravitz, que presentó su último disco It is Time For a Love Revolution. Envuelto en un estilo setentero, el músico norteamericano hizo vibrar al público. La brasileña Ivete Sangalo, que ha repetido presencia en las dos anteriores ediciones en Lisboa y que también actuará en Madrid, fue la responsable de calentar el ambiente con su música alegre y su ritmo frenético.

Bon Jovi, Tokio Hotel...

El festival continúa el festival con las actuaciones de Skank, Alanis Morrissette, Bon Jovi y el cantante español Alejandro Sanz, mientras que el cartel del domingo incluye a la banda juvenil Tokio Hotel, Joss Stone y Rod Stewart. El próximo jueves estará dedicado al rock más duro, con los conciertos de Metallica, los portugueses Moonspell, Machine Head y Apocalyptica, y el festival se cerrará el viernes con Kaiser Chiefs, Muse, Offspring, Linkin Park y los cubanos de Orishas.

Buena parte de estos artistas actuarán también en la edición de Madrid, que además contará con la colombiana Shakira, Neil Young, Bob Dylan y The Police y los españoles Manolo García, Estopa y El Canto del Loco, entre otros. Este festival, que ha reunido a más de cuatro millones de personas en sus cinco primeras ediciones, nació en 1985, año en que tuvo una asistencia de 1,4 millones de personas en Río de Janeiro, éxito que llevó a que en 1991 el mayor estadio del mundo, el de Maracaná, acogiese a 700.000 asistentes.