La Agencia Tributaria abrirá un expediente sancionador a Miguel Marina, el vecino de Ciempozuelos que intenta deshacerse de su hipoteca rifando su piso por cinco euros , por emprender un sorteo sin autorización legal.

Marina tenía que haber solicitado autorización de Loterías y Apuestas del Estado para poder llevar a cabo la venta de las papeletas y el sorteo, según publica hoy El País.

"No pienso pagar"

La Agencia Tributaria recuerda que para llevar a cabo el sorteo, Miguel Marina debió pagar las tasas obligatorias, que en su caso ascenderían a 48.000 euros, el 15% del valor de las 64.000 papeletas.

El afectado asegura que no piensa pagar estas tasas porque no tiene dinero para ello, motivo por el cual comenzó el sorteo de su vivienda. Además, asegura que nadie le ha comunicado a él la sanción.