Courtney Love y Frances Bean Cobain, su hija
Courtney Love y Frances Bean Cobain, su hija.©KORPA KORPA

Un nuevo libro que ha salido al mercado sobre la polémica cantante Courtney Love revela que ésta fue aconsejada para interrumpir su embarazo. Los médicos que la atendían consideraban que su adicción a la heroína podría haber perjudicado seriamente la salud del bebé, según informa la página web stuff. co

El directivo de la Warner Bross, Danny Goldberg, ha sido una de las fuentes utilizadas por el autor de la biografía de Courtney: "Los médicos le dieron consejo clínico, le sugirieron a Courtney que no era una gran idea tener el bebé mientras continuara siendo adicta, pero ella se negó. No quería perder a la hija del hombre al que amaba".Courtney Love y Frances Bean Cobain, su hija

Courtney estaba embarazada de seis semanas y le preguntó al médico: "Es un hecho médicamente probado, o es sólo su opinión. Quiero ver escrito esto en un libro. Ella estaba interesada en hechos médicos, no en sermones".

El doctor, según Goldberg, hubo de reconocer que en los primeros meses de gestación una mujer podría usar de forma discontinua la heroína sin que esto implicara daños físicos o psicológicos para el feto. Courtney se mostró triunfal al dejar al doctor sentado con un palmo de narices en su despacho.

El nacimiento de Frances estuvo rodeado de polémica. Cuando se supo que su madre había tomado heroína durante el embarazo por una entrevista que la cantante concedió, la opinión pública se puso en contra de la madre. Grupos de presión pidieron alejar a la niña de sus padres. Durante algún tiempo los servicios sociales le retiraron la custodia de la pequeña, quien permaneció al cuidado de la hermana de Courtney, mientras ésta ingresaba en una clínica de rehabilitación. El padre de Frances, Kurt Cobain, se suicidó dos años después del nacimiento de la niña, en 1994.