Un gijonés se disfraza de guardia civil para proteger a su novia de su ex pareja

El cuadro de exclusiones médicas de la Policía data de 1988 y el de la Guardia Civil de 1996. (ARCHIVO).
El cuadro de exclusiones médicas de la Policía data de 1988 y el de la Guardia Civil de 1996. (ARCHIVO).
R. A

Quería proteger a su novia de un ex novio violento. La ex pareja había quedado y él decidió vestirse de guardia civil de Tráfico en graduación de sargento para asustarle. Al menos, ésa fue la explicación que dio cuando le detuvo la Policía Local de Gijón.

Un efectivo de la Benemérita alertó a los agentes. El hombre, de 34 años y vecino de Gijón, estaba en un bar en la calle San Bernardo cuando el guardia civil lo vio y se percató de que el uniforme que vestía el otro supuesto agente no correspondía con el reglamentario. Además, lo reconoció por haber estado en su Comandancia por hechos similares.

Los agentes llegaron al local y le pidieron que se identificara como profesional. Evidentemente, no pudo hacerlo. Una vez en la calle le intervinieron una pistola que llevaba encima. Los agentes se quedaron atónitos cuando vieron que era simulada y que se trataba de una pistola que lanzaba bolas plásticas. Y mientras tanto, su pareja decía que siempre había creído que su compañero, con el que llevaba dos años, pertenecía al Instituto Armado.

Está acusado de usurpación de funciones públicas. Ya lo acusaron del mismo delito en 2006 y 1999. Pero ha pasado por comisaría por estafa, apropiación indebida con lesiones, amenazas, malos tratos y tenencia ilícita de armas. Después de prestar declaración fue puesto en libertad.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE OVIEDO Y GIJÓN

Mostrar comentarios

Códigos Descuento