Los casos de sífilis en Galicia se duplican en dos años y ya se revelan 11 al mes

  • El año pasado se detectaron 131 enfermos, 47 más que en 2006.
  • Los expertos lo atribuyen a más relaciones sexuales sin protección.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA

Los casos de sífilis se han disparado en Galicia. Con 131 enfermos diagnosticados en 2007, es el peor balance desde 1995, año en el que la Dirección Xeral de Saúde Pública comenzó a notificar esta información. Y es el peor escenario a mucha distancia de los precedentes. Hasta el momento, el tope estaba en 98 casos (en el 97).

Tras unos años de tendencia a la baja, en 2001 comenzó un repunte en la incidencia de esta infección de transmisión sexual, que sufrió un acelerón el pasado año al pasar de los 84 casos de 2006 a 131; son 47 más. Pero es que con respecto a dos años antes, hay el doble de enfermos (hubo 68 en 2005).

Menos miedo al sida

Y esto tiene una explicación: la práctica de relaciones sexuales sin protección. Una actitud cada vez más habitual, según los expertos. Así lo asegura José Antonio Taboada, jefe del servicio de Prevención e Control de Enfermidades Transmisibles, que resalta que el 30% de los enfermos reconocen tener relaciones de riesgo.

"Desde que se dispone de mejores tratamientos para la infección por el VIH, el miedo al sida ha disminuido y, por tanto, se ha bajado la guardia ante todas las enfermedades de transmisión sexual", explica Manuel Ginarte, miembro de la Academia Española de Dermatología y médico en el Complejo Hospitalario Universitario de Santiago.

Taboada también apunta a otros dos factores para explicar el incremento de casos de enfermedades de transmisión sexual: "Se viaja más, se va a otros países con más prevalencia y está el factor de la inmigración".

Los pacientes y sus síntomas

Perfil de los enfermos. La sífilis está aumentando sobre todo entre los varones homosexuales y entre los heterosexuales promiscuos, "especialmente los que frecuentan la prostitución", según el doctor Ginarte.

'La gran engañadora'. Tanto Ginarte como Taboada coinciden en advertir de la "sintomatología muy oculta" de esta enfermedad. "Es la gran engañadora -en palabras del compostelano-, porque puede manifestarse de múltiples maneras". De hecho, alerta de que hay muchos casos sin diagnosticar.

Señales de alarma. Hay que acudir al médico si se sufren úlceras en los órganos sexuales o en la boca.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento