El crepúsculo de una 'sex symbol'

Encarnación es una película de silencios y de culto a la vida, de miradas y muy carnal
Encarnación
Encarnación
Archivo

Premiada por la crítica internacional en el último Festival de San Sebastián, esta hermosa película de la cuasi debutante argentina Anahí Berneri nos deja un regusto de independencia, de cine bien hecho y a contracorriente en el retrato de una sex symbol que, llegada a una edad, no puede seguir viviendo del cuerpo como cuando era una veinteañera. El filme muestra ese preciso momento de la protagonista –Erni (Silvia Pérez, Miss Argentina en 1984 y actriz de cintas como La discoteca del amor, de Adolfo Aristarain)– en el que, durante un encuentro con su familia que vive en el campo, las cosas vienen rodadas para que se replantee lo que debe hacer de ahí en adelante.

La cineasta conduce esa reflexión de su personaje –una mujer que, además del cuerpo, ha cultivado las ideas– huyendo de las palabras, de los discursos plúmbeos. Deja que el aire de la Pampa acompañe sus sensuales paseos, que sean las visitas a esa familia rural y conservadora las que marquen las distancias de una persona que no puede renegar de todo lo que ha vivido. Y, además, Berneri nos ofrece una preciosa historia de iniciación en la joven adolescente, que ve mucha más verdad y frenesí en el modelo de su tía, en la naturalidad con que aborda las relaciones con los hombres, que en los consuetudinarios padres, que critican veladamente lo que su pariente representa.

Con voz propia

No hay guiños al cine comercial en Encarnación. Las músicas que se oyen en la cinta, por ejemplo, lejos del modelo hollywoodense, son suaves rasgueos de guitarra que parecen susurrados por el infinito viento de las planicies argentinas. O, como mucho, una romántica canción que se oye de fondo cuando un guía turístico ameniza la tarde en el complejo donde se hospeda la protagonista.

Berneri se adhiere con esta película a una generación de cineastas del cono sur (Lucrecia Martel, Adrián Caetano, Pablo Trapero, entre otros) que se están expresando con voz propia, con un estilo audaz y sencillo a la vez, procurando no engañar a nadie. Porque Encarnación se acerca al espectador de tú a tú, diciéndole al oído lo bellas que pueden ser algunas cosas, algunas emociones que el dinero no puede comprar.

Argentina-España, 2008 / 92 min / Dir.: Anahí Berneri / Int.: Silvia Pérez, Martina Juncadella, Luciano Cáceres / Estreno previsto: 6 de junio

Mostrar comentarios

Códigos Descuento