Afirma que no quería degollar a su novia y que ella se clavó el cuchillo en un forcejeo

  • Asegura que fue ella quien cogió el cuchillo iniciándose un forcejeo.
  • Explicó que el día de los hechos consumió cerveza y cocaína.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE JAÉN
Puedes ampliar y reducir este mapa o desplazarte por él.
El joven acusado de degollar a su noviacuando ella se encontraba trabajando en un pub de Ubeda (Jaén) alegó hoy que
nunca tuvo intención de matarla y que, en todo caso, fue ella quien
cogió el cuchillo iniciándose un forcejeo entre los dos durante el que "pudo ser" que
se le clavara este arma en el cuello.
En ese forcejeo se hizo sangre y se fue al baño y yo la seguí para hablar con ella

A preguntas por tanto de la defensa, el procesado, identificado como Juan Angel M.Y., explicó que el día de los hechos, el 20 de diciembre de 2006, consumió dos jarras de cerveza y también cocaína. Así, especificó que cuando llegó al pub donde murió la joven ella estaba hablando con otra persona a la que le estaba diciendo que él era un "niñato", críticas que aseguró que fueron "muy dolorosas" para él.

Según relató, cuando esa otra persona abandonó el local le preguntó a ella que por qué había dicho eso y que ella reaccionó cogiendo el cuchillo, por lo que él le agarró la muñeca para que lo soltara, siempre según su versión. "En ese forcejeo se hizo sangre y se fue al baño y yo la seguí para hablar con ella sobre si seguíamos juntos o no", testificó.

Una vez que estaban ambos en el cuarto de baño, el procesado afirmó que ella amenazó con pincharle, y sostuvo que todo se debió al forcejeo y que no sabía que la había herido "tan gravemente". Acto seguido, indicó que se asustó y salió corriendo del pub, cuya puerta estaba cerrada si bien argumentó que él no la había cerrado, en contra de lo que mantienen las acusaciones.

Delito de asesinato u homicidio

El ministerio fiscal considera que Juan Angel M.Y. es responsable de un delito de asesinato, ya que en este crimen hay alevosía y ensañamiento, y pide que sea condenado a 18 años de prisión e indemnice a los padres de la víctima en la cantidad de 180.000 euros. La acusación particular también califica estos hechos como un delito de asesinato por el que reclama 20 años y en el caso de que se encuadren como un homicidio exige 15 años de prisión y que indemnice a los padres con 200.000 euros.

Por su parte, la defensa entiende que solamente está probado que entre la víctima y el procesado se inició el 20 de diciembre de 2006 una "discusión amorosa" que acabó cuando el otro la agredió con un cuchillo provocándole la muerte, acción que califica como un delito de homicidio en el que aplica las circunstancias de arrebato e influencia del alcohol con lo que la pena que solicita cinco años de prisión.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE JAÉN

Mostrar comentarios

Códigos Descuento