El Tribunal Supremo archiva la causa contra el ex ministro de Defensa, Federico Trillo, porque no ve indicios de delito en su actuación tras el accidente del Yak-42 y en la posterior gestión de la identificación de los cadáveres.

Esta información se conoce después de que se hiciera público que Trillo supo tras el accidente del Yak-42 que los militares fallecidos habían sido identificados de manera errónea, según la Cadena SER, que cita el sumario del caso.

Las pruebas de ADN revelaron en 2004 que la identificación de los cadáveres era errónea

Pese a ello, el entonces ministro de Defensa lo negó hasta que las pruebas de ADN revelaron en 2004 que los cadáveres habían recibido una identidad equivocada.

Según el medio, ocho días después del siniestro Defensa fue advertida de que las fechas de nacimiento que figuraban en la lista oficial de muertos eran incorrectas en muchos casos y que incluso los nombres de pila de varios soldados eran inexactos.

La gran mayoría de los militares cuyas fechas de nacimiento eran incorrectas en la lista fueron mal identificados.

Con motivo del quinto aniversario de este siniestro, en el que fallecieron 62 militares, se inaugura, en una base en Burgos, el primer monumento instalado en un recinto militar español que recordará el trágico accidente.

El JEMAD pide fe a las familias 

El jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Félix Sanz Roldán, ha pedido hoy a los familiares de las víctimas del accidente que tengan "fe en que la Justicia brillará y con ella brillará la paz de todos".

Sanz ha considerado que el "sacrificio" de los 62 militares "está sirviendo para que muchos hombres, mujeres y niños tengan una vida más digna, para que otros hombres puedan tener una vida en paz, para que este mundo, cada vez más alejado de los horrores de la guerra, siga progresando".