José Benlliure, referente del arte valenciano

José Benlliure, en un autorretrato de 1910.
José Benlliure, en un autorretrato de 1910.
MUSEO DE BELLAS ARTES DE VALENCIA
José Tomás de Aquino Benlliure Gil nació en 1855 en un barrio marinero de la ciudad de Valencia. Su familia tenía
una amplia tradición artística y, de hecho, la figura de José Benlliure ha quedado relegada a un segundo plano por la importancia de

Este artista valenciano tuvo un contacto muy temprano con los materiales artísticos, ya que su padre instaló una academia de pintura en casa para ganarse un sobresueldo.

En 1867 consiguió entrar en el estudio de uno de los pintores más importantes de la época, Francisco Domingo Marqués. Sin embargo, su aprendizaje fue bastante intermitente a consecuencia de las ausencias de su maestro, que acababa de conseguir una plaza de pensionado en Roma. Por este motivo, su padre tuvo que matricularlo en la Academia de la Bellas Artes de San Carlos: las enseñanzas que allí recibía las alternó con las del taller de Domingo, donde aprendió la destreza para manejar una paleta cargada de colores y las gamas de tonos.

Su planteamiento se orientó hacia una ruptura con los esquemas académicos obsoletos y la recuperación de los valores realistas en la pintura, muy propios de la época barroca. No obstante, pronto se dio cuenta de que la luz mística del Seicento no gustaba a la exigente clientela de la época.

En 1879 se trasladó a Roma y fue cuando entró en contacto con el ambiente artístico de aquella ciudad. Allí conoció a Domenico Morelli, uno de los líderes del arte italiano del siglo XIX. Aconsejado por él realizó obras de mayor empeño, como San Vicente Ferrer predicando sobre el juicio final. Sólo un año después de llegar a Roma firmó un contrato con un prestigioso marchante inglés, Martin Colnaghi, que le introduciría en Inglaterra y en los países europeos. Contrajo matrimonio en 1880 con María Ortiz Fullana, con quien tuvo cuatro hijos.

Una vida dedicada al arte

Alentado por la ambición de un artista de 30 años, Benlliure realizó La Visión del Coliseo con la que consiguió la medalla de la Exposición Nacional de Bellas Artes de Madrid en 1887. En diciembre de 1903 fue nombrado Director de la Academia Española de Bellas Artes en Roma, cargo que ocupó hasta 1912. Durante esos nueve años, Benlliure recibe otros nombramientos provenientes de las más prestigiosas instituciones españolas. El pintor valenciano abandona definitivamente Roma a finales de 1912.

Quizás, José Benlliure no fue capaz de encontrar en su momento un estilo propio que lo definiera como un artista singular, pero no puede negarse que fue un buen pintor del siglo XIX.

Aunque se le ha considerado pintor de costumbres, cuando se contempla la obra de Benlliure en su totalidad se advierte una riqueza temática muy propia de alguien capaz de manejar con destreza el pincel.

No hubo género que no practicara: pintura de género, decorativa, histórica, religiosa, paisajística, costumbrista y de temas fantásticos y orientalistas. El 5 de abril de 1937, a los 82 años, el artista falleció en su casa de Valencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento