Un distribuidor de coches de Estados Unidos cuadruplicó sus ventas después de que comenzara a regalar una pistola con cada vehículo vendido. Así lo asegura el propietario del concesionario Max Motors en Butler (Missouri).

Los clientes pueden escoger entre un arma o una oferta de 250 dólares (158 euros) para gasolina, aunque la gran mayoría de compradores escogieron el arma. Como paradoja, el edificio del distribuidor -que vende tanto coches nuevos como usados -muestra a un vaquero que sostiene una pistola, según informa BBC.

Excepción

Gracias a esta oferta ha conseguido vender más de 30 coches y camiones en tres días. Muller dijo que todos los compradores eligieron sin pensárselo dos veces el arma excepto un hombre de Canadá. La pistola que distribuye la describe como "agradable que cabe en un bolsillo".

Además, añadió que para llevar a cabo la promoción se inspiró en una de las recientes declaraciones de uno de los candidatos del Partido Demócrata diciendo: "Lo hicimos debido a Barack Obama".