Los disturbios castigan a comercios y hoteles de Barcelona, que pierden la mitad de la caja

  • Los desperfectos en el mobiliario público ascienden este lunes a los 2,7 millones de euros.
Un activista independentista, durante los disturbios más violentos que se han producido en Barcelona.
Un activista independentista, durante los disturbios más violentos que se han producido en Barcelona.
EFE

Tras una reunión con agentes económicos de la ciudad en la sede del Ajuntament, el primer teniente de alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni, ha hecho un llamamiento este lunes a "desencallar" la escalada de tensión de los últimos siete días en las protestas por la sentencia del 'procés'. Apartur, Fira de Barcelona, las patronales Foment del Treball y Pimec y los sindicatos CCOO y UGT han pedido el "cese de la violencia" que no les aboque a más pérdidas económicas de las que están padeciendo.

Desde Barcelona Oberta, su presidente, Gabriel Jené, ha cifrado las pérdidas para los comercios que representa en entre un 30% y un 40% de la recaudación diaria y en hasta un 50% en la restauración. Aunque no ha facilitado cifras globales, para las que se tendrá que esperar a un recuento posterior y más pormenorizado, indicó. Jené sí que habló de una «importante parálisis de la actividad comercial que no se recordaba en Barcelona en los últimos 50 años», ni siquiera tras los atentados del 17 de agosto de 2017, y de una «incertidumbre» sin precedentes.

Collboni también ha cuantificado en 2,7 millones de euros las pérdidas en patrimonio y mobiliario de la vía pública. Son 200.000 euros más que los 2,5 millones confirmados por la alcaldesa Ada Colau el pasado domingo. Y ha avanzado que el consistorio barcelonés estudia reclamar por la vía civil compensaciones por los daños y perjuicios causados.

Sobre la consigna que el pasado sábado dieron los agentes de la Guardia Urbana a los establecimientos de la plaza de Urquinaona y sus alrededores para que "bajaran la persiana" ante el recrudecimiento de los altercados, Collboni ha indicado que "la seguridad es su cometido" y que no descarta que se tengan que repetir estas advertencias si la situación empeora.

Y ha destacado la colaboración de muchos hosteleros y hoteleros de la ciudad que durante los días de máximo conflicto en las calles han ayudado a realojar a visitantes y a informar, sobre todo, a los entre 150.000 y 20.000 turistas que diariamente visitan Barcelona pero que se hospedan en las afueras. Para ellos, el Ajuntament ha puesto a disposición un call center y ha incrementado los contactos con los cuerpos consulares, ha remarcado el primer teniente de alcalde socialista.

De igual manera, Collboni ha querido destacar la gran capacidad de recuperación tanto de los empresarios privados como de la propia administración municipal a la hora de «minimizar» los daños y dar una respuesta lo más rápida posible, tras cada noche de disturbios, para «recuperar la máxima normalidad en el espacio público».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento