El Ayuntamiento de Móstoles reprueba a su alcaldesa, Noelia Posse, con el voto de todos los grupos salvo el PSOE

La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse.
La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse.
EFE/David Fernández

La presión sobre la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, ha ascendido este martes un nuevo peldaño tras la reprobación apoyada por todos los grupos del pleno municipal a excepción del suyo, el del PSOE.

La decisión no tendrá consecuencias inmediatas para Posse, que ya fue suspendida de militancia por el PSOE el 10 de octubre a solicitud de la regional madrileña y de ella misma, aunque sí pone en evidencia que la alcaldesa está cada vez más sola en su voluntad de mantenerse al frente del consistorio.

"Ya he pagado un alto precio político, y, no les quepa duda, que personal", ha declarado Posse, que ha segurado que ha existido "una caza de brujas" sobre su persona, montada "con más mentiras que verdades".

Durante el mes de septiembre, salieron a la luz una serie de nombramientos de personas del círculo familiar y personal de Posse en puestos municipales que terminaron dimitiendo o siendo cesadas ante las críticas de la oposición.

Hacia la moción de censura

El pasado 7 de septiembre, Más Madrid, el socio de Gobierno que sostenía a la alcaldesa junto a Unidas Podemos, decidió abandonar el Ejecutivo. La formación morada, por su parte, propuso al PSOE impulsar una "moción de censura instrumental" para que Posse fuera sustituida por otro concejal socialista.

Mientras el PSOE sigue esperando que Posse dé el paso y dimita por sí misma, el Partido Popular, Ciudadanos y Vox propusieron la reprobación votada este lunes, que ha sumado los apoyos de Más Madrid y Unidas Podemos –un total de 17 votos a favor de los 27 concejales del pleno–, reclamando la dimisión de la regidora ante "el clamor popular de los mostoleños por los casos de nepotismo y enchufismo" protagonizados por Posse.

La reprobación no es vinculante y tampoco garantiza que la mayoría pueda repetirse en el caso de una moción de censura.

El PP, el segundo mayor grupo del pleno, ha anunciado su intención de iniciar una ronda de contactos con el resto de grupos municipales para impulsar una moción de censura, una intención que ya mostró Cs hace dos semanas sin haber obtenido aún los apoyos suficientes.

El previsible bloqueo

Tanto el PSOE como Más Madrid y Unidas Podemos ya han dejado claro que no apoyaría ninguna moción de censura que no tuviera como candidato alternativo a un concejal socialista.

Sin embargo, la concejal del PP Mirina Cortés ha declarado, tras el pleno de este lunes, que el objetivo de la moción de censura que propondrán al resto de grupos será "impulsar un proyecto de centro-derecha para la ciudad liderado por el PP".

El pleno del Ayuntamiento de Móstoles está compuesto por 27 concejales, 14 del bloque de izquierdas –incluida Noelia Posse– y 13 del bloque de derechas. Esto supone que, cualquier intento de moción de censura requerirá el apoyo de, al menos, uno de los miembros del bloque contrario.

En una señal más del previsible bloqueo que se avecina, el portavoz del PSOE y secretario general de la formación local, Alex Martín, ha defendido que Posse "ha asumido su errores", los ha "enmendado" y ha "pedido perdón", enfriando las expectativas de que los socialistas pongan en marcha una moción contra la alcaldesa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento