Kirsten Dunst
Kirsten Dunst. ARCHIVO

Kirsten Dunst sigue sin pasar por buenos momentos personales. A pesar de que actualmente está rodando en Nueva York y Connecticut All Good Things, junto con Ryan Gosling, parece que sigue teniendo problemas con el alcohol.

Según se dice, su relación de tres años de duración con el actor Jake Gyllenhaal (Brokeback Mountain, Zodiac), y la posterior ruptura en el 2005 la sumieron “en un estado depresivo” del que aún está intentando recuperarse. Recientemente, durante su pasado cumpleaños, y a pesar de su reciente salida de rehabilitación, fue vista en un club bebiendo varias copas de ron con Coca-Cola y whisky solo, en compañía de varios amigos, incluido el manager de su ex, Fabrizio Moretti, de la banda The Strokes.

La actriz se ha comprado un piso en Tribeca, Manhattan, para alejarse de Hollywood

Según cuenta el diario The Star en su edición impresa, Kirsten, además, trata de salir adelante a su manera mediante relaciones esporádicas, pero continuas que no van a ninguna parte y que, según afirman amigos cercanos a la actriz, “no están ayudando absolutamente en nada a su recuperación”.

Por su parte, la actriz no ha hecho ningún tipo de declaración acerca de su ingreso y salida de rehabilitación ni a sus problemas personales, pero se ha comprado un nuevo apartamento en Tribeca, un barrio de Manhattan, por tres millones de dólares, para alejarse de la vida más mundana de Hollywood.