El conseller Buch: "Los Mossos no tienen ningún tipo de connivencia con grupos violentos"

El conseller de Interior, Miquel Buch, acompañado por el director de los Mossos d'Esquadra, Pere Ferrer (d), durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede de su departamento.
El conseller de Interior, Miquel Buch, acompañado por el director de los Mossos d'Esquadra, Pere Ferrer (d), durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede de su departamento.
Andreu Dalmau / EFE
El conseller del Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha asegurado hoy que "ni el Govern ni el cuerpo de Mossos d'Esquadra tienen ningún tipo de connivencia con las actitudes violentas y las agresiones a las personas". Asimismo, ha confesado que se siente "con suficiente apoyo" para afrontar la tarea de "hacer convivir los derechos fundamentales de catalanes de manifestarse junto a los actos de violencia en la ciudad de Barcelona".

El conseller de Interior Miquel Buch ha comparecido a las 11.20 horas de este viernes para analizar los últimos hechos acontecidos durante las protestas por la sentencia del Supremo. Ha afirmado que unas 15.000 personas se concentraron anoche sin protagonizar incidentes en los Jardinets de Gràcia de Barcelona.

Tras hablar de este primer escenario pacífico, se ha referido al segundo escenario, más problemático: el que se dio en la plaza Artòs de Sarrià, donde confluyeron dos convocatorias de "dos grupos de carácter antagónico". El dispositivo de Mossos d'Esquadra fue, según Buch, el de "velar para evitar los enfrentamientos entre estos dos grupos". Ha detallado que, tras un periodo de concentración, el grupo antifascista decidió irse a los Jardinets de Gràcia, lo que provocó que el grupo de ultra derecha fuera detrás de ellos

Los Mossos intentaron separar a los dos grupos, ha proseguido Buch, y decidieron que el grupo de ultra derecha no podía acercarse más a la concentración de los Jardinets de Gràcia. El dispositivo policial obligó a este grupo a desviarse, lo que provocó uso de defensas y de dispositivos de 'foam' por parte de los agentes.

El conseller ha afirmado entonces categóricamente que "los Mossos no tiene ningún tipo de connivencia con personas violentas". Y ha loado que los antidisturbios consiguieran el objetivo de que no se enfrentaran los dos grupos contrarios.

Ha indicado que en el cruce de la calle Aragó con la de Balmes "se hizo una nueva intervención y el grupo de ultra derecha queda disuelto". Ha destacado que en esta zona se produjo una agresión de personas de ultra derecha a un ciudadano. Y que, pasado un rato, la manifestación lúdica de Jardinets se desconvoca y posteriormente "aparecen grupos violentos que afectan al mobiliario urbano como en días anteriores".

El titular de Interior ha explicado asimismo que el pasado jueves por la noche los hechos violentos "bajaron en número pero aumentaron en violencia" y ha dicho con contundencia: "Permítanme que deje claro que ni desde Interior ni desde el Govern ni desde los Mossos se tolera ni se tolerará a grupos violentos que afectan a la convivencia de los catalanes y que agreden a personas".

Ha destacado que el movimiento independentista queda reflejado "en las cinco marchas que llegan hoy a Barcelona en las que miles de catalanes han transitado de forma pacífica y cívica por las vías reivindicando lo que ellos creen. Una vez más, los catalanes han demostrado que el camino de las reivindicaciones es cívico y pacífico y que se aíslan las actitudes violentas".

Los altercados acabaron con una brutal agresión de una decena de ultras a un joven independentista con palos y patadas. 

El conseller ha defendido que se activaron "todos" los agentes que estaban disponibles, y ha recordado que algunos están heridos como consecuencia de los altercados de días anteriores. Además, ha asegurado que ya hay personas identificadas por la agresión a miembros de ultra derecha a un antifascista y ha dicho que confía en que la investigación se hará con "celeridad".

19 detenciones

Mossos d'Esquadra ha confirmado que se han hecho 19 detenciones en las protestas de este jueves en todo el territorio catalán. Cuatro en Barcelona, dos en las Comarcas Centrales, dos en Lleida, seis en Tarragona y cinco en Girona. 

Además, el Servei d'Emergències Mèdiques (SEM) atendió a 42 personas de las cuales 23 fueron traslados a centros médicos. Del total, 36 fueron en Barcelona (16 altas 'in situ' y veinte traslados), cinco en Girona (tres altas al momento y dos evacuados), y una asistencia en Tarragona que fue trasladada.

Críticas a Mossos y a Buch

El cuerpo de Mossos ha recibido críticas por no contener a los ultras en su concentración de la parte alta de Barcelona -desde la que bajaron al centro- y porque hubo peleas. La Assemblea Nacional Catalana (ANC) ha pedido este viernes la dimisión del conseller de Interior tras las actuaciones de los agentes de la policía catalana en los incidentes de estos últimos días en Barcelona.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento