Las palabras de la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, han sentado como un tiro en Italia. Aído dijo en una entrevista concedida al diario El País que le pagaría un psiquiatra a Berlusconi, "aunque no sé si sería demasiado efectivo" porque "le harían falta muchas sesiones".

'La Repubblica' lo considera un "nuevo ataque a Italia"

En Italia no han gustado nada estas declaraciones y la prensa transalpina ha cargado duramente contra la joven ministra, "que se ha permitido decir que le pagaría un psiquiatra a Berlusconi".

La Repubblica califica estas palabras de "nuevo ataque a Italia" por parte de España mientras que el Corriere della sera subraya que "prosigue la polémica" entre ambos países.

Mientras tanto, el ministro italiano para las Políticas Comunitarias, Andrea Ronchi, que viajará a Madrid el miércoles o el jueves para explicar la política de inmigración y seguridad del Gobierno italiano, ha declarado que Zapatero debería distanciarse del "bajo tono" de Aído.

Las ministras italianas, desafortunadas

Berlusconi, que no cree el Gobierno rosa de Zapatero, cuenta con sólo cuatro ministras, cuyas últimas declaraciones no han sido especialmente afortunadas. La benjamina del Ejecutivo es Giorgia Meloni, ministra de Juventud, que en una entrevista concedida al diario El País asegura que Italia tiene "espléndidos campamentos de gitanos".

Cuando es reprendida por la entrevistadora, que alega que "son sitios indignos a menudo sin agua ni luz", Meloni apela a que "era una ironía" y que lo que ella quería decir era "equipados".

Otra de sus ministras, Mara Cafgana, que ocupa la cartera de Igualdad, declaró, el día internacional contra la homofobia, que su Gobierno no financiaría de nuevo el Orgullo Gay y pidió que hubiera menos "folclore" y "exhibicionismo".