Valls pide la dimisión de Torra y abre la puerta a ser candidato a la Generalitat

El regidor de BCN Canvi Manuel Valls.
El regidor de BCN Canvi Manuel Valls.
DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS - Archivo

El líder de BCN Canvi, Manuel Valls, ha pedido la dimisión del presidente de la Generalitat, Quim Torra, por los altercados en Cataluña tras conocerse la sentencia por el juicio del 1-O y ha abierto la puerta a ser candidato a la Generalitat.

En una rueda de prensa este jueves, ha reclamado convocar elecciones a la Generalitat, aplicar la Ley de Seguridad Nacional, "estar preparado" para la aplicación del artículo 155 de la Constitución y la unión de los partidos constitucionalistas. Preguntado por la prensa sobre si prevé presentar candidatura, Valls ha recordado que aún no hay elecciones convocadas: "Ya veremos, aún no hay elecciones. Queremos ser útiles y veremos cuál será la mejor manera de ser útiles".

Ha instado a Torra y a los partidos y entidades soberanistas a desconvocar las marchas, huelgas y manifestaciones previstas: "Si no lo hacen, ellos serán los responsables de lo que pueda suceder", ha advertido. También ha asegurado que ANC y Òmnium Cultural no son organizaciones pacifistas, y ha dicho que "están creando odio y están en el origen de los actos violentos", y cree que los independentistas están en un callejón sin salida, según él.

Colau y Mas

Ha acusado al expresidente de la Generalitat Artur Mas de someter al Govern a "la voluntad de los antisistema porque por encima de todo estaba el ansia del nacionalismo" y que desde entonces la estrategia ha sido esconderse detrás de la gente, según él. Asimismo, ha criticado la gestión de la alcaldesa, Ada Colau: "Ella misma debe sentirse desbordada. Porque su desaparición pública mientras la ciudad ardía es dejación de funciones y negación de la evidencia".

Valls ha reprochado al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, que no esté en Barcelona, ha pedido al Gobierno que apoye más explícitamente a la justicia, y ha asegurado que el Ejecutivo tiene un problema de palabra porque el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, "dice una cosa y sus ministros otra". A su parecer, cuando Sánchez pide a Torra que condene la violencia se equivoca "porque la violencia ya está escrita en la actitud y los discursos del separatismo y del señor Torra".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento