Válgame Dios, el refugio 'trending topic' de Marlaska ante la convulsa situación política

Restaurante Válgame Dios.
Restaurante Válgame Dios.
FACEBOOK VÁLGAME DIOS

Este jueves, 17 de octubre, amanecíamos con las imágenes de las principales calles de Barcelona en llamas, producto de las protestas de los Comités de Defensa de la República (CDR) contra las sentencias judiciales del procés.

Como cabía esperar, en Twitter las opiniones y documentos gráficos se han viralizado hasta el punto de convertirse en trending topic, pero no ha sido el único hashtag del conflicto que se encuentra entre los temas más comentados de la red social. Fernando Grande-Marlaska, también. Y es que, el ministro del Interior en funciones fue captado cenando en un restaurante de Madrid, el Válgame Dios, mientras las fuerzas de estado intentaban rebajar la tensión que se vive estos días en la capital catalana.

Una actitud que ha sido reprochada por la oposición, desde donde ya se pide su dimisión por considerar que Grande-Marlaska ha dejado de lado sus obligaciones por acudir al citado restaurante, tal y como ha publicado en un tuit el secretario general del PP, Teodoro García.

También VOX ha querido dar su opinión de la polémica, acusando, directamente, al ministro del interior en funciones de "estar copas en Chueca".

La respuesta de Marlaska

Ante las graves acusaciones que se han vertido sobre Grande-Marlaska, el ministro ha querido dejar claro que ni estaba de fiesta ni dejando de lado sus obligaciones con el conflicto.

Así, en declaraciones para RNE, ha asegurado que, tras todo el día trabajando en la coordinación de los trabajos policiales, salió a tomar una hamburguesa en un restaurante cercano a su despacho y después volvió al Ministerio para seguir trabajando.

El restaurante en cuestión es el Válgame Dios, fefinido como "tapas eclécticas, showroom y terraza en un bar chic decorado con fotos de modelos y prendas de alta costura". Un bar, ubicado en la Calle de Augusto Figueroa de Madrid, muy popular en el barrio de Chueca y punto de reunión de ministros y actores y actrices, entre otros.

Cabe destacar que en la polémica desatada en Twitter no todo son acusaciones y peticiones de dimisión para Grande-Marlaska. También son decenas los usuarios (que no el PSOE, que no ha querido entrar al trapo en Twitter) que han querido excusar el robado al ministro en el restaurante Válgame Dios, que se ha utilizado para servir más polémica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento