La crisis inmobiliaria ha acabado con las expectativas de aquellos que adquirieron un apartamento en la playa con la intención de ganar dinero con su reventa.

El que en su día se compraran tantas viviendas ha convertido al alquiler en un sector refugio

La caída en la compraventa de pisos de la costa ha sido "brutal", según los agentes inmobiliarios. Pero existe un sector que puede salir beneficiado de toda esta situación de cara a la próxima temporada estival: el alquiler.

Las empresas dedicadas al arrendamiento de apartamentos en la costa se han multiplicado, al abrigo de un momento económico que no invita a embarcarse en aventuras de precio desorbitado.

Dichas empresas reconocen estar viviendo un momento dulce de "mucho movimiento", con un gran volumen de oferta y una demanda creciente. En lo que va de 2008, el alquiler ha aumentado en un 58% en las principales provincias costeras.

"Hay mucha gente que tenía pensado pasar sus vacaciones fuera de España y que, ante la difícil coyuntura económica, se decide por unas vacaciones de alquiler en la costa española, algo mucho más barato que un hotel", señalan desde el portal en Internet de casas de vacaciones Rentalia.

Todo indica que este verano los precios de los apartamentos de playa serán más asequibles
El que en su día se compraran tantas viviendas ha convertido al alquiler en un sector refugio. "Al no poder venderlas, la gente trata de rentabilizar sus segundas residencias y las sacan al mercado de alquiler".

Al igual que en el caso de la venta, el precio del alquiler sufrirá una desaceleración de forma inminente. Las empresas del sector prefieren hablar de "ajuste", y aunque aún no hay previsiones, todo indica que este verano los precios de los apartamentos de playa serán más asequibles. Una de estas empresas, Playas Costa Luz, dedicada a la zona de Andalucía, mantiene esa tesis: "Los que mantienen los precios altos son los que están teniendo más problemas para alquilar sus pisos. La gente también se ha ido volviendo más exigente".

El turismo rural, en auge

En la misma línea que los apartamentos de playa, el turismo rural no parece resentirse. La primavera y el año están siendo buenos en ocupación, recuerda Francisco Javier Herrera, presidente de la Asociación Española de Turismo Rural: "La crisis llevará a nuestro sector a un público que este año no puede permitirse pagar un viaje largo".

Cádiz, en cabeza
Las provincias que más han incrementado su oferta de alquiler en los últimos meses son Cádiz (236%), Castellón (231%), Almería (190%), Lugo (184%), Pontevedra (170%) y Asturias (110%). Otras provincias costeras se sitúan debajo de la media en el incremento de su oferta de alquiler. Se trata de Barcelona (con un 5%), Vizcaya (8%), Guipúzcoa (11%), A Coruña (33%), Málaga (38%) y Granada (46%).