'El Chamaco', sobre la asesinato de su mujer: "Yo me quería suicidar y cuando salí afuera se me disparó la escopeta"

  • José Manuel Carballo Neira, apodado 'El Chamaco', ha atribuido a la "mala suerte" el disparo que acabó con la vida de su mujer. "Yo me quería suicidar y cuando salí afuera se me disparó la escopeta", ha trasladado, a
El chamaco' en Juicio en la Audiencia de Lugo.
El chamaco' en Juicio en la Audiencia de Lugo.
EUROPA PRESS

preguntas de la Fiscalía.

El juicio contra "El Chamaco", con jurado en el que participan seis mujeres y cinco hombres (dos de ellos suplentes), ha arrancado este miércoles en la sección segunda de la Audiencia Provincial. Colectivos feministas se han concentrado a las puertas del juzgado e increparon al presunto asesino a su llegada, pasadas las 11,00 horas.

El acusado ha negado que tuviera intención de matar a su mujer Ana López, aunque con anterioridad había sorteado el interrogatorio con constantes "no me acuerdo", que le condujo en un momento a reconocer que tenía "mala memoria".

No obstante, admitió que durante el día del crimen se había metido con una escopeta de caza en una habitación de la residencia compartida en Becerreá. "Yo no quería hablar con nadie, no quería matar a Ana, yo me quería suicidar. Fue mala suerte, cuando salgo fuera se me dispara la escopeta", se excusaba.

Según la fiscalía, el procesado y la víctima habían iniciado una relación sentimental a finales del 2014 y se casaron en mayo de 2015 (algo de lo que "no" se acordaba), para después convivir junto a los dos hijos menores de la mujer en Becerreá.

Fue el 11 de febrero de 2016 cuando el 'Chamaco' salió de una habitación de la casa con una escopeta y "sin previo aviso" disparó "por la espalda" a la mujer e hirió al hijo menor.

Tres días antes, tanto ella como sus hijos habían abandonado la vivienda y el pasado 20 de enero el acusado ya le había amenazado con una escopeta y le había soltado "te voy a dejar seca", describía la fiscalía.

Esa amenaza y otras desavenencias habían llevado a la víctima a sugerir que quería divorciarse. Por estos hechos, los delitos de amenazas, asesinato y malos tratos, la acusación pública pide 28 años de prisión.

"DEPRESIVO, EPILÉPTICO"

La acusación particular, que representa a la hermana de Ana López y a sus hijos, hoy ya mayores de edad, hace un planteamiento "idéntico a la fiscalía". Oscar Núñez-Torrón concretó que "se solicitan por un delito de asesinato 25 años, luego por malos tratos un año y por un delito de amenazas anterior dos años".

Núñez-Torrón se refirió a los hijos antes de entrar en sala, que "perdieron a su madre, fueron testigos presenciales de ese hecho, quedaron huérfanos".

La abogada del acusado, por su parte, ha calificado los hechos de "un homicidio involuntario, no querido, debido a los padecimientos psíquicos" de su cliente. Paloma Becerra ha apelado a un "grupo de enfermedades sin diagnosticar y sin tratar, que precisamente es lo que ha desembocado en todo esto; es depresivo y epiléptico".

En el juicio va a mantener "la eximente completa por enajenación mental", y subsidiariamente "la aplicación de los atenuantes", arrebato y colaboración para la investigación, con lo que "de aplicarse la eximente" invocará la libre absolución o sino "dos años y medio" del cárcel.

La defensa, en su alegato ante el jurado, apelaba a que la víctima, once años mayor que el presunto criminal, había sido "la única pareja en su vida", y que el acusado contaba con escasas "habilidades sociales" y había consumido "una botella de alcohol" el día del crimen.

UN MOMENTO "DURO"

El teniente de alcalde de Becerreá, Claudio Vázquez, acudió como testigo en el proceso. "Fue un momento duro, complicado por la responsabilidad de una persona a la que habíamos exigido que dejara el arma y, efectivamente la dejó apoyada en una carballeira". "Conoces a la persona, sabes como es y es un momento jodido, así de claro", espetó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento