El arzobispo llama a "todo bautizado" a hacer labor misionera en su entorno

  • OVIEDO, 16 (EUROPA PRESS)
I-d: Delegado episcopal de Misiones, Pedro Tardón; misionero claretiano en Cuba, Juventino Rodríguez; arzobispo Jesús Sanz Montes; misionero de la fraternidad Verbum Dei, Francisco Javier García; y misionero del Camino Neocatecumenal, Domnino Martínez.
I-d: Delegado episcopal de Misiones, Pedro Tardón; misionero claretiano en Cuba, Juventino Rodríguez; arzobispo Jesús Sanz Montes; misionero de la fraternidad Verbum Dei, Francisco Javier García; y misionero del Camino Neocatecumenal, Domnino Martínez.
EUROPA PRESS

El arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, ha llamado este miércoles a todos los bautizados asturianos a hacer labor misionera en su entorno, además de participar activamente en la campaña del Domund que se celebra este fin de semana.

En la rueda de prensa de presentación de la campaña el arzobispo ha resaltado que no solo los 150 misioneros asturianos que se encuentran en 41 países son los que tienen una labor misionera, sino que "todo bautizado, por su condición cristiana" tiene que serlo, tal como ha planteado el Papa Francisco al convocar en octubre el 'Mes Misionero Extraordinario'.

Se trata, ha explicado, de una misión que "coincide" con el hogar y "se pasea por el barrio". "Donde cada cual vive o sueña también hay situaciones que esperan la esperanza y razones que sepan a buena noticia", ha agregado.

La misión es también relevante para los seminaristas que se ordenan en Asturias según el arzobispo. Así, Sanz Montes ha asegurado que "no ordena sacerdotes" sin que antes hayan pasado por una misión, ya que "marca un antes y un después" en sus experiencias.

Acompañando a Sanz Montes han comparecido el Delegado episcopal de Misiones, Pedro Tardón Muñoz; el misionero de la fraternidad Verbum Dei Francisco Javier García Escorza; el misionero claretiano en Cuba Juventino Rodríguez Pérez; y el misionero del Camino Neocatecumenal Domnino Martínez.

"LA MISIÓN ES SALIR DE TI"

El misionero de la fraternidad Verbum Dei, Francisco Javier García, ha explicado que la misión consiste en "salir de ti" y "llevar la salvación de Dios a los confines de la tierra".

Así, García, seminarista originario de Chile que se ordenará diácono en noviembre, participó en misiones en Rusia, México y ahora en España. Al respecto, ha señalado que, si bien España se presupone "un país católico", también aquí "hay necesidad" de misioneros.

El misionero claretiano Juventino Rodríguez, ha explicado que su misión en Cuba no ofrece "grandes acciones de desarrollo o promoción humana", sino que busca "anunciar la presencia del Señor" al pueblo cubano.

Rodríguez lleva nueve años en Songo La Maya (Cuba), donde viven unas 150.000 personas. Los claretianos allí destinados conviven con 18 comunidades. En el marco del "octubre misionero" impulsado por el Papa, en el país caribeño han comenzado en agosto un "Año misionero" a fin de que la misión "esté presente" en la sociedad cubana.

MISIÓN RODEADA DE MEZQUITAS

El tercero de los misioneros, el laico del Camino Neocatecumenal Domnino Martínez, ha explicado que su labor en Djerba, Túnez, es "abrir las puertas de la iglesia" junto a su mujer, y mostrar cómo en una localidad en la que existen 300 mezquitas y es de mayoría musulmana, cristianos, judíos y musulmanes pueden "convivir en armonía y paz". Su estancia allí, ha dicho, responde a la llamada a la evangelización y a la encomienda del arzobispo, que cuando los envió hace dos años a Túnez les dijo que solo tenían que "estar".

Martínez, que se encuentra desde hace dos años de misión en Túnez junto a su mujer, un sacerdote, otros dos matrimonios y dos mujeres, ha explicado que vivir el Domund "desde el otro lado" hace que los cristianos puedan sentirse "iglesia universal".

DESCIENDEN LOS DONATIVOS

La campaña del Domund, que tiene carácter anual, está sufriendo una disminución en las aportaciones, una caída en la recaudación que el delegado episcopal de misiones, Pedro Tardón, ha atribuido a la crisis, la despoblación y el envejecimiento en Asturias.

Con estos donativos, que en 2018 descendieron a los 299.947 euros, la diócesis espera poder mantener las misiones, en concreto la que se desarrolla en Benín (África), así como apoyar a la evangelización o la construcción de infraestructuras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento