La NASA presenta su nuevo traje y adelanta la primera caminata espacial de mujeres

El traje espacial para mujeres que ha presentado la NASA para el próximo viaje al polo sur de la Luna.
El traje espacial para mujeres que ha presentado la NASA para el próximo viaje al polo sur de la Luna.
Joel Kowsky / NASA
Así son los nuevos trajes espaciales que la NASA está desarrollando para equipar a la primera mujer y al siguiente hombre que viajarán al polo sur de la Luna en 2024, dentro del programa de exploración lunar Artemis.

La NASA ha presentado el nuevo traje especial que usará en las misiones Artemis y que dotará a los astronautas de una mayor seguridad y movilidad, y de un sistema de comunicación mucho más avanzado.

Permitirá realizar tareas mucho más complejas que sus predecesores, gracias a los avances tecnológicos, que comenzaron incluso antes del programa Apolo, en  los trajes espaciales, esenciales para proteger a los astronautas del entorno del espacio.

Este nuevo traje recibe el nombre de 'Unidad de Movilidad Extravehicular de Ecploración' (xEMU), está construido para soportar tempertaturas extremas (desde -120 ºC  a  120ºC), y cuenta con una serie de características tolerantes al polvo para evitar la inhalación o contaminación del sistema vital del traje o de otras naves espaciales.

En las caminatas espaciales, los astronautas usan una mochila conocida como 'Sistema Portátil de Soporte Vital', encargado de eliminar el dióxido de carbono inhalado  y otros gases tóxicos, olores y humedad del traje, haciendo que el aire sea respirable. Además, se encarga también de advertir a sus portadores en el caso de que disminuyan los recursos o haya un fallo en el sistema.

Con esta renovación y gracias a la minimización de los sistemas electrónicos, se han podido incorporar duplicados en gran parte del sistema, incrementando la seguridad y dando la posibilidad de aumentar la duración de las caminatas espaciales.

Más ágiles que nunca

Una de las características principales de los trajes que se han usado hasta hoy en día, es su rigidez. Con el nuevo diseño, se poroporcionará una mayor movilidad a los astronautas de Artemis que trabajarán en la Luna y serán más agiles que nunca. Para ello, se han incluido materiales avanzados y rodamientos para las zonas de las articulaciones, que permiten flexionar y girar las caderas y aumentar la flexión de las rodillas, así como mejoras para que puedan mover los brazos con mayor libertad.

En cuanto al sistema de comunicaciones, también ha sido rediseñado por la NASA. Los auriculares, a veces denominados 'gorras snoopy', pueden llegar a ser sudorosos e incómodos en el interior del casco, y el micrófono no siempre se adapta bien a los movimientos del astronauta. Con el nuevo sistema, se incluyen múltiples micrófonos integrados en la parte superior del torso, que captan automáticamente la voz del astronauta cuando hable con su compañero de viaje espacial, con sus compañeros a bordo del Gateway o con el control en Houston.

Modular y adaptable a múltiples destinos

El nuevo traje está diseñado con piezas intercambiables que podrán configurarse en función de las necesidades del paseo espacial. Asimismo, los astronautas podrán ponérselo desde la parte trasera, permitiendo un mejor ajuste y reduciendo así el riesgo de lesiones en los hombros.

Por otro lado, el casco también contará con una visera protectora, que servirá de escudo para la burbuja presurizada ante cualquier desgaste, abolladuras y arañazos que pueda sufrir. Esta visera "de cambio rápido", permitirá a los astronautas reemplazarla cuando sea necesario, en lugar de tener que enviar el caso a la Tierra para su reparación.

Mediante un modelo animado en 3D, la NASA puede hacer que, mientras los astronautas realizan movimientos y posturas básicas, coincidan con los componentes modulares del traje espacial, para darles mayor comodidad y ampliar su rango de movimiento.

A pesar de los avances, los ingenieros afirman que aunque practicar en la Tierra ayuda, a diferencia en gravedad, presión y exposición ambiental es difícil de replicar verdaderamente en el terreno. Por ello, probarán los nuevos trajes en la Estación Espacial Internacional para confirmar el rendimiento en general.

La NASA ha confirmado que está preparada para construir y certificar esos trajes espaciales para el primer viaje a la superficie lunar en 2024, como parte de la misión Artemis III.

Así son los nuevos trajes de la NASA para ir a la Luna:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento