España paraliza la venta de armas a Turquía y condena el ataque a los kurdos en Siria

Operación de Turquía en Siria
Operación de Turquía en Siria
EFE/EPA/STR

Este martes, el Gobierno Español ha anunciado que denegará nuevas licencias de exportación de material de defensa a Turquía "susceptible de ser utilizado en la operación de Siria", y ha condenado la ofensiva militar del Gobierno de Erdogán en el noreste del país.

En un comunicado, el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha condenado la acción militar turca en Siria, que ha denunciado que está teniendo "desastrosas consecuencias humanitarias" que "se añaden al profundo y largo sufrimiento del pueblo sirio".

Además, lamenta que esta ofensiva aumenta el número "ya considerable" de refugiados y desplazados, "entorpece" la ayuda humanitaria y "pone en peligro la seguridad y la estabilidad en la región".

El Gobierno español cree que el ataque de Turquía a los kurdos en suelo sirio "hace más difícil" la paz en Siria y, además, "da nueva vida" a la organización terrorista Daesh; todo ello poniendo en peligro "la unidad, la soberanía y la integridad territorial del Estado sirio".

Por todo ello, el Gobierno ha decidio denegar nuevas licencias de exportación de material militar que sea susceptible de ser empleado en suelo sirio, tal y como ya habían avanzado durante los últimos días los ministros en funciones de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, y de defensa, Margarita Robles.

Aliados en la OTAN

A juicio del Ejecutivo, Turquía debe abordar sus "legítimas preocupaciones de seguridad" a través de "medios políticos y diplómáticos", y nunca a través de acciones militares.

En este marco, el Gobierno ha recordado que los militares españoles que participan en Turquía en una misión de la OTAN con una batería de misiles Patriot lo hacen con el objetivo de "contribuir a la paz y la estabilidad en la región".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento