George W. Bush
George W. Bush, durante su reciente discurso en Israel. (Larry Downing / Reuters). Larry Downing / Reuters

Pese a lo que cualquiera podría pensar, parece que al presidente de EE UU, George W. Bush, no le ha sido muy rentable asumir tanta responsabilidad. Al menos eso es lo que dice el diario The Washington Post, según el cual su patrimonio ha disminuido durante su mandato.

El cálculo inicial de los activos de Bush y su esposa, Laura, hace siete años oscilaba entre los 9 y los 24 millones de dólares (entre 5,8 y 17 de euros), según los datos oficiales.

El mayor activo de los Bush es su rancho de 6 kilómetros cuadrados en Texas
Ahora, su patrimonio habría disminuido, al menos, en 6,5 millones de dólares (4,1 de euros), según difundió la Oficina de Ética del Gobierno de EE UU, que publica anualmente un informe con los bienes y propiedades de los máximos mandatarios.


El vicepresidente, Dick Cheney, y su mujer, Lynne, han salido mejor parados, ya que la Oficina de Ética cifra sus activos entre los 21 y los 99 millones de dólares (13 y 63 de euros). Esto supone que durante el periodo en que Cheney ha ejercido de vicepresidente han sumado a su patrimonio un monto de 29 millones de dólares (18 de euros).

El mayor activo de los Bush es su rancho de 1.600 acres (6 kilómetros cuadrados) cerca de Crawford (Texas), valorado entre 1 y 5 millones de dólares (600.000 a 3,2 de euros).

"Fondo ciego"

La fortuna del presidente está invertida en el sector inmobiliario y en un "fondo ciego", que se encarga de invertir su dinero sin que el presidente sepa dónde, por razones éticas.

A pesar de sus relativas "pérdidas", los Bush tuvieron unos ingresos de 924.000 dólares (596.000 euros) durante el 2007, mientras que los Cheney sumaron 3 millones de dólares (casi 2 de euros) en sus cuentas.

Las oscilaciones en los cálculos sobre los activos de ambos mandatarios se deben a que la Oficina de Etica calcula el valor de los bienes de manera aproximada, dentro de una banda de un precio mínimo y otro máximo.