Semen
Espermatozoides, a vista de microscopio(AGENCIAS). AGENCIAS
La calidad del semen ha bajado entre los hombres alicantinos, y la juventud de los varones ya no es una garantía de fertilidad. Según un estudio realizado en la Unidad de reproducción de la Clínica Vistahermosa , la fertilidad de los alicantinos ha bajado un 30% en los últimos siete años.

Según la bióloga Mercedes Navarro, una de las investigadoras, analizaron los seminogramas de cerca de 1.500 de sus pacientes (previa selección de aquellos que podrían tener su calidad disminuida por medicamentos, enfermedades...) desde el año 2000, y los resultados arrojaron que la fertilidad se había empobrecido en los últimos siete años.

 

Por profesiones, quienes tienen peor calidad seminal son aquellos que pasan muchas horas sentados como los oficinistas.
«Analizamos varios aspectos del semen: el número de espermatozoides, el volumen de eyaculado, el movimiento y su morfología (forma)». Fue la morfología la que arrojó el dato más llamativo: había bajado el porcentaje de formas normales entre un 20 y un 30%. Esto repercute en la fertilidad, pues «a menos formas normales, menos capacidad de fecundación se tiene», asegura.

 

Pero los resultados de los demás indicadores tampoco fueron muy halagüeños: tan sólo un 10% de los análisis estudiados cumplían con los criterios de calidad seminal recomendados por la OMS.

En los pacientes sanos y jóvenes, aquellos que, en teoría, tendrían que tener un semen de calidad óptima, también se ha detectado esta caída en la fertilidad.

Por profesiones, quienes tienen peor calidad seminal son aquellos que pasan muchas horas sentados como los oficinistas (administrativos, contables, abogados...) debido a su postura, pues al estar en la misma posición durante mucho tiempo, aumenta la temperatura escrotal.

Según su domicilio, la peor calidad seminal está en Sant Vicent (dudan de si la causa puede ser la contaminación), con tan sólo un 9,88% de espermatozoides con formas normales.

7 claves para... mejorar el semen

1.- Eliminar los hábitos tóxicos como el tabaco, el alcohol, las drogas de todo tipo e incluso algunos medicamentos.

2.- Tratar de vivir en un ambiente sano y con la menor polución posible, sin industrias cercanas.

3.- Llevar ropa cómoda y no demasiado ajustada, para que la temperatura escrotal no aumente.

4.- No pasar demasiadas horas sentado, para evitar que la temperatura de la zona genital no sea demasiado alta.

5.- Cuidado con los constipados y gripes, pues la fiebre altera la calidad del esperma.

6.- Precaución con los complementos proteínicos para aumentar la masa muscula. Pueden alterar el semen.

7.- Acudir al médico con frecuencia para evitar dolencias como las varices testiculares, que influyen en el esperma.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALICANTE