prostitución
Varias prostitutas han identificado a policías de Coslada. (ARCHIVO).

La mano derecha del oficial jefe de la Policía Local de Coslada, Ginés Jiménez, y otros dos agentes imputados por delitos como el de incitación a la prostitución, se someterán el próximo viernes a una rueda de reconocimiento en los Juzgados de Plaza de Castilla para ser identificados por seis de las prostitutas denunciantes de la supuesta trama de corrupción policial destapada en el municipio.

Carlos M. G. le exigía a ella y a otra compañera 200 euros cada semana y "mantenían relciones con las chicas sin pagar"

En la práctica de la prueba participará Carlos M.G., a quien se imputa el mayor número de delitos. Al supuesto principal colaborador de Ginés se le acusa de asociación ilícita, incitación a la prostitución, abusos sexuales, delitos contra la integridad moral, lesiones, sustracción y apropiación indebida de droga y dinero, prevaricación, estafa y delitos contra la Administración de Justicia.

También se someterá a la rueda de reconocimiento Adrián J.P., acusado de asociación ilícita, incitación a la prostitución y detención ilegal, así como otro de los policías encarcelados por su vinculación a la red mafiosa.

Además, estarán presentes en la prueba tres ciudadanos de nacionalidad rumana imputados en la investigación inicial de la Brigada de Policía Judicial contra una mafia de trata de blancas.

La mayoría de los abogados defensores han solicitado al juez Eduardo Cruz Torres que tome declaración a las prostitutas, al considerar que su testimonio es esencial para esclarecer los hechos investigados.

Las obligaban a mantener contactos sexuales en los coches patrullas

Una de las primeras meretrices en hablar a los medios de comunicación ha apuntado a Carlos M.G. como la persona que le exigía a ella y a otra compañera 200 euros cada semana . "Varios policías mantenían relaciones con las chicas sin pagar", manifestó Amina en una entrevista a Telemadrid.

La joven afirmó que los agentes locales las obligaban a mantener contactos sexuales en los coches patrullas.