Esther
La malagueña se salvó de la expulsión en la pasada gala. ARCHIVO

Las llamadas que recibieron los concursantes de Operación Triunfo de sus familiares les han dado a algunos demasiadas fuerzas. De hecho, parece que Iván ya no quiere marcharse del programa y alienta a Esther para que siga su ejemplo. "Te quedas y luchas. No seas cobarde y te vayas. Que hablen lo que quieran", dice exaltado el madrileño. Consejos vendo, pero para mí no tengo.

Esther no quiere quedarse sin el coche que regalan
El tema trae cola y Reke y Manu hacen cavilaciones. "Esther dice que se ha equivocado al entrar en el concurso y rectificar es de sabios", comenta Reke. Por su parte, Manu asegura que Esther se quiere ir en la gala "por el coche que le dan".

Por otro lado, Iván no cesa en su empeño de taladrar a Esther. "Que no me jodan con que eres la peor concursante de OT porque aquí ha habido concursantes que te tenías que tapar los oídos cada vez que cantaban", asegura convencido Iván.

El madrileño, que quiere ser todo un macho man en la sexta gala, le quita ahora importancia a los comentarios de Risto Mejide y asegura que "saber que durante cinco minutos a la semana una persona me va a poner verde no hace que vaya a renunciar al resto de minutos que pasó aquí dentro". ¿Dirá lo mismo después de ver a Mejide en la próxima gala?

Barbie alaridos demuestra tener más cabeza que Iván. "¿Tú sabes como me siento por estar aquí por el público y no por lo que yo valga? Esto es un programa de cantantes, no de caerle bien a la gente". La malagueña no sólo amenaza con escribir un libro sobre su paso por OT sino que está dispuesta a seguir haciendo top less porque a ella no le importa. Mimi e Iván le aconsejan que antes de que le roben las fotos que vaya a Interviú y se lo paguen.

El sexo hace estragos en OT

El director de la Academia, Ángel Llácer, pone a Esther entre la espada y la pared."Si el martes no te echan ¿Tú te vas?", le pregunta Llácer. Aunque, Esther asegura que si Virginia se va en su lugar le va "doler", ella quiere marcharse "por la puerta grande". ¿La justificación? Que le da pena por la gente que ha gastado dinero en mensajes de texto para votarla.

Al margen de Esther, los profesores tienen como objetivo demostrarle a Mimi que no gritaba en la gala pasada como dijo el jurado y que así sea consciente de que tiene un "instrumento muy bien dotado", según Manu Guix. Encima, la ex Miss Melilla está muy sensible y lo achaca a que no le viene la regla. Los profesores se alarman ante un posible caso de edredoning, pero ella asegura "no hago nada, si no no tendría esta cara de mustia".