JENNIFER ANISTON
La actriz Jennifer Aniston, en 2018. GTRES

Sin control fue la única película en la que la actriz Jennifer Aniston trabajó con Harvey Weinstein, pero fue suficiente para sentirse una víctima más de las prácticas abusivas que han llevado al productor estadounidense a los tribunales, tras ser acusado de violación, entre otros delitos de carácter sexual.

En una entrevista para la revista de lifestyle norteamericana Variety, Aniston, que además ha sido su portada de octubre, ha querido sumarse al movimiento #MeToo y ha hablado abiertamente de su escasa, pero desagradable relación con Weinstein, dejando claro que, desde un primer momento, pudo comprobar su comportamiento "grosero y asqueroso".

Ver esta publicación en Instagram

@variety October 2019🥰

Una publicación compartida de Jen 💅🏻 (@jenniffraniston) el8 Oct, 2019 a las 10:58 PDT

Cabe destacar que Jennifer Aniston es el personaje de la semana de la serie Power of women de dicho medio, por lo que durante toda la entrevista se habla del empoderamiento de la mujer dentro y fuera de Hollywood, del movimiento #Metoo y, como cabía esperar, del que es considerado uno de los mayores depredadores sexuales del cine, aunque hasta enero un juez no dictará sentencia contra Weinstein.

Una mala experiencia

Tal y como ha contado la actriz durante la entrevista, fue en el estreno de Sin control, película que coprotagonizó con Clive Owen, cuando vio por primera vez al productor. "Recuerdo que estaba sentada en la mesa con Clibe, nuestros productores y un amigo mío, que estaba sentado a mi lado", relata la actriz. "Él [Weinstein] se acercó a la mesa y le dijo a mi amigo: '¡Levántate!'. Mi amigo se levantó y Harvey se sentó", asevera la actriz, para quien el comportamiento del productor fue "absolutamente grosero y asqueroso".

No tarda en contar en la entrevista que hubo un segundo encontronazo, que, al igual que el anterior, la intimidó. "Cuando su ex mujer Georgina Marchesa estaba arrancando su línea de ropa, vino a visitarme a un rodaje a Londres y me dijo: 'Me gustaría que usaras uno de estos vestidos para el estreno'", relata. "Miré el catálogo; no eran para mí. Y me dijo: 'Tienes que ponerte ese vestido'". Aniston se negó a ponerse la 'recomendación' de Weinstein y él, al final, tuvo que ceder. "¿Qué iba a hacer? ¡Ven aquí y haz que me lo ponga!", explica la actriz a Variety.

Nuevos proyectos

Quizá el hecho de que esté promocionando la serie The morning show, de Apple Tv, que trata sobre una presentadora televisiva veterana que se convierte en el centro mediático después de que despidan a su compañero por acoso sexual, le ha dado la fuerza suficiente para hablar de sus encontronazos con el productor, quien desde el 2017 ha sido acusado de más de 100 supuestos casos de abusos.