El Ministerio de Defensa ha reconocido por primera vez en España a un militar valenciano, veterano de Irak, el síndrome del excombatiente o trastorno por estrés postraumático, por el que tendrá una pensión vitalicia mejorada, y la baja como miembro de las Fuerzas Armadas, según confirmó a Europa Press Jesús Manuel González, el abogado de este sargento.

El Boletín Oficial de Defensa publicó este miércoles una resolución ministerial por la que pasaba a retiro este suboficial del Ejército, que responde a las iniciales F.C.S., como consecuencia de padecer el síndrome del excombatiente.

El excombatiente fue sometido a situaciones de alto riesgo y alerta constante
Con ello, el Ministerio de Defensa reconocía, por primera vez en España, que este trastorno guarda relación de causa-efecto con las experiencias traumáticas que vivió en su actividad profesional durante la misión humanitaria realizada en Irak en 2003, según el abogado.


El suboficial --de empleo sargento--, según explicó su letrado, del despacho Acuña Abogados, desarrolló durante ese periodo diferentes tareas de reconocimiento NBQ (nuclear, biológico y químico) en Irak, y se encontró sometido a situaciones de "alto riesgo" y de "alerta constante".

Tras la misión, el sargento regresó a Valencia junto a sus familiares, pero no podía olvidar todas sus vivencias, por lo que se dio cuenta de que no quería saber nada más del Ejército, explicó su abogado.

De esta manera, comenzó un proceso para determinar si era apto o no como miembro del Ejército, para lo que desde su defensa se presentaron pruebas médicas y diversas alegaciones con el objetivo de demostrar que su estado de salud era consecuencia de sus vivencias en Irak.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VALENCIA