Con la llegada del verano, aumenta la preocupación por lucir un cuerpo esbelto. Sin embargo, en Aragón esa preocupación no se da sólo en verano, ya que una de cada diez mujeres aragonesas afirman que siguen una dieta o régimen especial durante todo el año, según la Encuesta Nacional de Salud.

Además, los facultativos de la comunidad recetaron en el 2007 un total de 4.166 envases mensuales de medicamentos para combatir la obesidad, a pesar de que es una de las comunidades autónomas con menos enfermos de este tipo, con un 13,5% de la población. Además, han aumentado las ventas de productos naturales para adelgazar, según las farmacias.

Seguir muchas dietas es un factor de riesgo para sufrir obesidad
Según Juan Revenga, presidente de al asociación de Dietistas-Nutricionistas de Aragón, el hecho de seguir dietas constantemente es un factor de riesgo para sufrir obesidad, ya que «las dietas oportunistas no sirven de nada, y luego vuelven a engordar lo que perdieron», explica.

El nutricionista explica que, además, las mujeres están más preocupadas que los hombres por cuidar la línea, y «cada vez la edad con la que las mujeres comienzan su primera dieta sin control es menor».

La obsesión por las dietas ha dado paso a una nueva rama de los trastornos de la alimentación, como es la permanexia: personas que están continuamente a dieta, y van cambiado unas por otras.

En Arbada, la Asociación aragonesa con familiares enfermos de anorexia o bulimia, explican que este tipo de conducta es muy peligrosa, ya que puede derivar en un trastorno más grave, y que las personas que sufren permanexia «tienen un grave problema psicológico».

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA