Los españoles son los europeos que están más satisfechos con su vida

  • Según el Estudio Internacional de Valores de 2019, realizado por la Fundación BBVA.
  • Este sentimiento ha ido creciendo respecto de 2012, cuando se hizo la anterior encuesta.
  • Viven con mayor sensación de libertad y de control sobre cómo desarrollan su vida.
La calle Preciados de Madrid
La calle Preciados de Madrid
EUROPA PRESS

Los españoles son los europeos más satisfechos con la situación actual de su vida, por delante de países como Reino Unido, Alemania, Francia o Italia.

Así se desprende del 'Estudio Internacional de Valores' de la Fundación BBVA, en el que también destaca que este sentimiento ha ido creciendo entre los españoles desde 2012, cuando se hizo la anterior encuesta.

Este informe hace un análisis de los valores y actitudes de los europeos ante diversas cuestiones propias de la esfera privada y destaca los rasgos más sobresalientes de España en relación a los países europeos a mediados de 2019 y, en algunos indicadores, su evolución temporal en los últimos 10 años.

Se basa, principalmente, en tres ejes principales: la satisfacción personal, la pertenencia religiosa y la percepción sobre la realización personal.

A través de esta encuesta, se ha determinado que, aunque el nivel de todos los países es, en general, muy alto, el de España es el primero del ranking con una media de 7,6 sobre 10, por delante de la media de 7,4 de Reino Unido, el 7,2 que comparten Alemania, Francia y Resto de países, y el 7 de Italia.

Este valor ha crecido, además, en los últimos siete años. En concreto, este estudio apunta que en España la valoración se ha elevado en casi un punto desde el último informe realizado por la Fundación BBVA en 2012, cuando la media se situó en 6,7. También supera a la información recogida en el estudio de 2009, cuando los españoles puntuaron este aspecto con una nota media de 7,2.

Parte de este crecimiento es la "elevada" sensación de libertad y de control sobre cómo desarrollan en su vida de los españoles, muy por encima de los países de su entorno, con un 7,4 de media, frente al 6,8 de Alemania, el 6,7 de Reino Unido, Italia y el resto de países, y el 6,4 de Francia.

Esfuerzo frente a suerte

La Fundación apunta, además, que estas valoraciones son transversales a todos los segmentos sociales, aunque la satisfacción general aumenta cuando se pregunta entre la gente joven, cuya nota supera los 8 puntos, mientras el resto abarca valores entre el 7,2 y el 7,9.

En cuanto a la forma de conseguir la posición social deseada en la vida, la mayoría de españoles cree que es a través del esfuerzo personal y la formación, seguida de los contactos personales. Se concede menor importancia (aunque significativa) a factores ajenos a la influencia personal como las políticas de gobierno y la suerte.

Estos datos son similares en la mayoría de países europeos, aunque los franceses son los que ponen un mayor valor al esfuerzo personal y a los estudios. Dentro de estos datos, cabe destacar que españoles, italianos y franceses son los que conceden más importancia que el promedio del resto de países a factores como las políticas, el contexto económico y los contactos políticos.

Los italianos y los alemanes, por ejemplo, otorgan mayor influencia a la suerte, por encima del promedio. En el apartado de la pertenencia religiosa, España se enmarca dentro de los países en los que, la mayoría de encuestados, cree que existe un ser superior creador del universo. En concreto, el 60% de los preguntados en el país así lo creen, junto con la mayoría de alemanes (72%), el resto de países (50%) y Alemania (49%). Sólo Francia se descuelga con un 32%.

Las mujeres son más religiosas

Sin embargo, y según explica la Fundación BBVA, el nivel de religiosidad "tiende a ser medio-bajo" en todos los países con excepción de Italia. Preguntados por cómo se sienten de religiosos en una escala de 1 a 10, los italianos se ponen una nota media de 5,7, por delante de España (4,3) y resto de países (4,1), así como de Alemania y Reino Unido (ambos con un 3,6) y Francia (3,4).

En este sentido, destaca que, tanto en España como en el resto de países europeos, el nivel de religiosidad es más alto entre las mujeres y a medida que éstas aumentan de edad y disminuye su nivel de estudios. También es mayor entre quienes se autodefinen ideológicamente de derechas. Por otra parte, el estudio que muestra más divergencias entre países es el que se fija en la realización personal.

En este caso, se determina que españoles y británicos están "ampliamente" en desacuerdo en relacionar el vivir en pareja, el amor o el tener descendencia con este aspecto. Ambos países califican esta situación con notas que rondan el 3. Además, en España disminuye con respecto a 2012 el acuerdo respecto a la una mujer necesite tener hijos para sentirse realizada, que pasa del 3,4 de hace ocho años al 3,1 actual.

Consenso sobre acoso y maltrato

Donde sí hay consenso es en la generalización del acoso y la discriminación contra las mujeres en la sociedad, así como que la existencia del maltrato a las mujeres dentro de la pareja es más frecuente que al revés.

Así, la valoración sobre la discriminación existente hacia la mujer en la sociedad, los españoles le dan una nota de 7,5, coincidiendo con Italia. En Francia la media también supera el 7, mientras que la nota de Alemania baja hasta el 6. Estos valores se repiten en cuanto al acoso --en este caso Italia es quien tiene una mayor conciencia con un 8, seguido de España con un 7,9-- y en la existencia de maltrato hacia las mujeres en la pareja --tanto Italia como España superan el 8--.

Del mismo modo, la mayoría de las sociedades de estos países considera aceptable la eutanasia en la fase terminal de una enfermedad. España lo valora con un 7,3, sólo por detrás del 7,8 de Francia. Este valor es superior al registrado en 2012, cuando los españoles lo valoraron con un 6,4 y es que ha crecido en todos los segmentos de población, especialmente entre quienes se declaran de izquierdas y los que expresan un nivel de religiosidad bajo.

Este crecimiento también se detecta en relación al aborto, aunque en este caso España (con un 5,5 de aceptación) se sitúa por detrás de Francia (7,4), Reino Unido (6,2) y el resto de países (6,1). Con respecto a hace 8 años, España crece en 0,6 puntos y su aceptación se modifica "significativamente" según educación (aumenta a más nivel educativo), la ubicación ideológica (mayor en la izquierda) y nivel de religiosidad.

Maternidad subrogada

Finalmente, la Fundación BBVA pregunta sobre la gestación subrogada, un tema en el que, según detalla la encuesta, hay  "una mayor división" que en otros, tanto a nivel de países como en el seno de cada uno.

Así, mientras esta práctica está "ampliamente" aceptada en Reino Unido (con una nota media de 7,4), en Francia, Alemania, España y resto de países la media es un 'aprobado' justo (con valores que apenas superan el 5). En Italia, por su parte, la aceptación no llega al 4. En cuanto a España, esta práctica tiene mayor aceptación que en 2012, aunque sólo ha crecido un 0,1 y en cuanto a los segmentos sociales, es rechazada por los mayores de 65 años y entre quienes tienen un nivel de estudios más bajo y se consideran con un nivel de religiosidad alto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento