El psiquiatra Luis Gutiérrez Rojas imparte una conferencia sobre el humor como pieza clave de la educación

  • El psiquiatra granadino Luis Gutiérrez Rojas ha impartido en Sevilla la conferencia 'Educar con humor en la escuela' para incorporar el humor a la educación de los más pequeños, lo que puede influir, de forma positiva, en la manera en la que los niños se afrontan a los retos que les impone la vida.
Luis Gutiérrez Rojas y Fernando Seco
Luis Gutiérrez Rojas y Fernando Seco
CESUR

La importancia del humor en la vida en general, y en la educación escolar en particular, ha sido la clave de la ponencia con la que Rojas ha participado en el 'think tank' de innovación educativa organizado por la Asociación de Empresarios del Sur de España (Cesur) a través de su marca para las acciones de Responsabilidad Social, Círculo de Economía y Sociedad (CEYS), en un encuentro que ha sido presentado por el vicepresidente ejecutivo de Cesur, Fernando Seco.

Durante una hora y media y en clave divertida, Gutiérrez Rojas ha desgranado cómo incorporar el humor a la educación de los más pequeños puede influir, de forma positiva, en la manera en la que los niños se afrontan a los retos que les impone la vida.

Gutiérrez Rojas ha presentado en este encuentro sus diez soluciones sencillas a problemas complejos: entre ellos, destaca la importancia del autoconocimiento y la humildad, ya que según el psiquiatra granadino "sólo el que conoce sus defectos y sus problemas es capaz de mostrarse comprensivo con los demás, sino se vuelve un intolerante insoportable".

También ha puesto sobre la mesa la necesidad de acostumbrarnos a relativizar e impedir que "cosas sin importancia nos afecten profundamente porque las dramatizamos, les damos demasiadas vueltas".

Luis Gutiérrez Rojas ha reflexionado sobre qué necesita un niño: "frustración, para aprender a enfrentarse a la sociedad. Estamos creando una generación muy floja porque no le hemos dado la oportunidad de ser fuertes, es necesario desdramatizar".

En su análisis sobre la situación de la sociedad actual, también denominada "sociedad líquida", Gutiérrez Rojas ha criticado como las redes sociales fomentan el condicionamiento de nuestra felicidad a la percepción que tienen los demás de uno mismo la sobre, la sobreabundacia y la falta de decisión que padecen los ciudadanos, así como el fomento de la "megaempatía" o de la "ultracomunicación", por encima de la valoración del sacrificio, el esfuerzo y el perdón.

También ha criticado la prisa y el estrés que caracteriza al hombre moderno y ha puesto en valor "la necesidad de sentarse a pensar". En su análisis sobre la familia moderna, ha comentado cómo "la focalización del matrimonio sobre los hijos genera hijos dependientes y débiles".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento