La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha acusado este viernes al Gobierno italiano de Silvio Berlusconi de "exaltar la violencia, el racismo y la xenofobia" con las
'redadas' y expulsiones que está llevando a cabo en contra de los 'sin papeles'.

La política de expulsiones de Italia no respeta la ley ni los derechos de los inmigrantes
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De la Vega aseguró que "no comparte la política de expulsiones" de Italia porque "no respeta la ley ni los derechos de los inmigrantes". "El Gobierno (español) rechaza la violencia, el racismo y la xenofobia, y por tanto no puede compartir lo que está sucediendo en Italia", sentenció.

Además, destacó que la inmigración es "un fenómeno necesario y bueno, siempre y cuando sea legal y ordenado", y recordó que hay mecanismos legales distintos a los utilizados en Italia "para combatir la inmigración irregular".