Según el auto, al que ha tenido acceso Europa Press, el administrador concursal del astillero vigués solicitó la extinción colectiva de contratos el pasado 24 de julio y el período de consultas finalizó sin que hubiera acuerdo.

A ese respecto, los trabajadores solicitaban que se aplicara a la plantilla un Expediente de Regulación de Empleo temporal, a la espera de que apareciese un inversor que pudiera mantener el empleo y la actividad industrial en Vulcano, que este año cumple 100 años.

Sin embargo, en su auto, el magistrado expone que se cumplen los requisitos para determinar la extinción de los contratos: "Se dan las circunstancias objetivas económicas y de falta de productividad para la admisión de la solicitud de despido colectivo".

El juez también señala que la aplicación de un ERE temporal es "inviable" por la "falta objetiva de productividad" y

"la no existencia de expectativas reales de mantenimiento de la actividad, por no concreción de oferta alguna".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.