El fiscal ha pedido penas que superan los ocho años de prisión para un joven que será juzgado la próxima semana en la Audiencia Provincial de Murcia acusado de violar a su compañera tras recriminarle que no se hubiera puesto la ropa interior que le había regalado.

Las conclusiones provisionales del Ministerio Público, indican que los hechos ocurrieron el día de Año Nuevo de 2006, después de que el acusado, I.C., hubiese estado celebrando la festividad con su compañera en varios locales de ocio.

Tras la celebración de la entrada de año, según el fiscal, el acusado acudió a casa de su hermana, junto con su compañera, quien, tras ponerse un pijama y disponerse a dormir recibió la visita de aquél, "que le pidió explicaciones por no haberse puesto la ropa interior que le había comprado".

El acusado le pidió explicaciones por no haberse puesto la ropa interior que le había comprado

La joven le respondió que no estaba en condiciones para consumar el acto sexual por la consumición de bebidas alcohólicas, tras lo cual, añade la acusación, la abofeteó y logró mantener relaciones pese a la oposición de la víctima.

La mujer logró zafarse del ataque del imputado y abandonó la vivienda, dirigiéndose al vecino hospital Morales Meseguer de Murcia, donde pidió auxilio.

El fiscal pide para I.C. siete años de prisión por un delito de violación, nueve meses por un delito de maltrato familiar, y la misma pena por un delito de quebrantamiento de condena, ya que tenía prohibido acercarse a la joven por resolución de un Juzgado dictada unos meses antes.