Más de un centenar de fijos discontinuos de Medio Ambiente reclama a la Junta cumplir los acuerdos y mejoras laborales

  • VALLADOLID, 9 (EUROPA PRESS)
Concentración de trabajadores fijos discontinuos ante la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.
Concentración de trabajadores fijos discontinuos ante la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.
EUROPA PRESS

Más de un centenar de trabajadores fijos discontinuos de Medio Ambiente se ha concentrado este miércoles para reclamar a la Junta de Castilla y León que cumpla los acuerdos en torno al aumento de jornadas y medios materiales y otras mejoras laborales ante lo que consideran una "precariedad laboral crónica".

Los trabajadores, que pertenecen al operativo de prevención y extinción de incendios, se han concentrado convocados por UGT ante la Consejería de Fomento y Medio Ambiente con una pancarta en la que se podía leer "Por un operativo público y contra la precariedad laboral ¡Operativo de incendios de CyL en lucha!".

Además, los trabajadores, que en su mayoría ya tienen rescindido su contrato por la temporalidad del mismo al haber finalizado la época de riesgo alto de incendios, han coreado gritos como "Quiñones, cabrón, trabaja de peón, vente pa los montes y deja tu sillón" o "que si, que no, que caiga un chaparrón, así hace la Junta los planes de prevención" y portaban carteles en los que se podía leer "hazme bombero forestal, soy profesional"; "por mi vida: formación el primer día" o "bomberos forestales + espacios naturales".

La concentración reivindica mejoras de las condiciones laborales de los cerca de 740 empleados fijos discontinuos de medio ambiente que trabajan en prevención y extinción de incendios y el cumplimiento de los acuerdos firmados con la Junta que suponían aumentos de los contratos para aumentar el tiempo de trabajo, además de otras cuestiones relacionadas con las condiciones de trabajo, algo para lo que el sindicato recuerda que se fijaron partidas presupuestarias, o la creación de la figura del bombero forestal.

"Manos arriba, esto es un atraco, rompe los acuerdos ya presupuestados", han coreado los asistentes en referencia a estas partidas que el sindicato considera que no se han destinado a su fin.

REUNIÓN CON LA CONSEJERÍA

En el transcurso de la concentración, el secretario general de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, Ángel Marinero, ha bajado para invitar a los responsables de UGT a mantener una reunión.

En el encuentro, se ha comprometido a "mantener el diálogo" y reuniones periódicas con los representantes sindicales para aproximar posturas, han informado a Europa Press fuentes de la Consejería.

A este respecto, según ha explicado en declaraciones a Europa Press el secretario general de la Federación de Empleados de Servicios Públicos (FeSP) de UGT, Tomás Pérez Urueña, ha expresado "buena voluntad" y ha apuntado las diferentes reivindicaciones.

Pérez Urueña ha indicado que el secretario general de la Consejería les ha explicado que ya están cambiando las relaciones de puestos de trabajo (RPT), "aunque tarde", y le han indicado que tendría que hacerlo ya de cara también a 2020, aunque ha señalado que lo "intentará" y que dependerá también de la disponibilidad presupuestaria.

Así, el responsable de UGT ha señalado que ha habido un compromiso de reunirse en un mes para ver qué se está haciendo y qué no respecto a todo lo firmado y comprometido.

Momentos antes de la reunión, el secretario del Sector de Administración Autonómica de UGT en Castilla y León, Julio César Martín, ha señalado que si las circunstancias no cambian continuarán las movilizaciones de cara a la campaña del próximo ejercicio, ya que sus reivindicaciones también requieren actuaciones políticas para una modificación legislativa que contemple al bombero forestal y la ley del fuego que reclaman.

Martín ha criticado que se tenga a la parte pública "aparcada" y sin embargo haya un "desarrollo" de la privada, que ha asegurado que "es lo que más gusta" al consejero.

APOYO POLÍTICO

En apoyo a los trabajadores han asistido a la concentración los procuradores del PSOE y Podemos José Luis Vázquez y Pablo Fernández, respectivamente.

En este marco, Vázquez ha lamentado la oportunidad que hubo este martes en el Pleno de las Cortes para reconocer a este colectivo que "con toda legitimidad" se ha concentrado y ha calificado de "inadmisible e insostenible" el trato que se les da a quienes cuidan de "lo más importante" como son el medio ambiente y las personas, de manera que los gobernantes pierden legitimidad.

El procurador socialista, quien considera que estos trabajadores están "desamparados", ha incidido también en que se tendría que pedir "disculpas" a los agentes medioambientales ante las agresiones que sufren, como la reciente en Burgos.

Vázquez ha señalado que hay que "conocer" los medios que utilizan los trabajadores para "atacar el fuego" porque además ha apuntado a la desigualdad existente, ya que en un "afán privatizador" para rebajar los costes, los que "pagan" son los trabajadores, que se emplean "todos por igual" pero en diferentes condiciones, en unos casos con salarios "absolutamente precarios" y en otros "en condiciones absolutamente lamentables".

Además, ha pedido un operativo todo el año, con la realización de otros trabajos también cuando no es época alta, y destinar "el esfuerzo, la capacidad y la excelencia" cuando haya fuego, tras lo que ha criticado el "incumplimiento sistemático" de los acuerdos con los sindicatos.

Por su parte, Pablo Fernández ha apuntado que cuando se habla de algo tan "trascendente" como el cambio climático y la transición ecológica el primordial el papel del operativo contra incendios, que considera que hay que "apoyar" y la Consejería "menosprecia y desprecia", cuando además se podía fijar población con un colectivo "denostado".

SITUACIÓN LABORAL

Según UGT, estos trabajadores experimentan la temporalidad y una "altísima" interinidad cercana al 70 por ciento, por lo que reclaman el cumplimiento del acuerdo firmado en 2018 para la mejora de sus condiciones así como más formación y medidas de prevención de riesgos, entre otras cuestiones.

Además, el sindicato ha relacionado la mejora de las condiciones de estos trabajadores con la lucha contra la despoblación, ya que gran parte de los mismos tienen contratos de meses de duración y además la Junta contrata a gente de fuera que después se va de las zonas en las que desarrollan su labor.

Por ello, piden que se convoquen las mesas de negociación correspondiente para mejorar estas condiciones y aumentar los tiempos de contratación, que oscilan entre los tres y los nueves meses en el mejor de los casos y que la Junta se había comprometido a alargar entre 2018 y 2020 con el fin de que los de menor duración fueran de medio año.

De la misma forma, demandan más formación, que es "escasa", ya que sólo podrían acceder a la escuela de la Administración cuando están trabajando, algo para lo que no tienen tiempo, pero posteriormente se les da de baja como empleados públicos y pierden la posibilidad.

A este respecto, reivindican un plan de formación que además incluya primeros auxilios para evitar situaciones como la ocurrida esta campaña en Burgos, donde hubo que asistir a un trabajador que sufría altas temperaturas y se hizo sin los conocimientos suficientes, ya que era imposible que hasta el lugar se desplazaran efectivos sanitarios.

También recuerdan las "viejísimas" quejas en torno al equipamiento de los trabajadores, las condiciones de las torretas de vigilancia o la cobertura de algún modo de los daños que sufren los empleados en sus vehículos cuando tienen que acudir a su puesto de trabajo dado el mal estado de los caminos por los que transitan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento