La cifra de muertos por el terremoto registrado el lunes supera los 21.500 en la provincia china de Sichuan, y hay más de 14.000 personas sepultadas, según los últimos datos del gobierno provincial recogidos este viernes por la agencia oficial, Xinhua.

China admitió el jueves que la cifra de fallecidos llegará a 50.000

No obstante, el gran número de heridos (más de 100.000), desaparecidos y sepultados bajo los escombros (más de 120.000), podría hacer que la cifra de fallecidos aumentase en las próximas horas.

El pasado jueves, China admitió que la cifra de fallecidos superaba los 19.500 y que llegaría, probablemente, a 50.000.

Durante el terremoto se derrumbaron 216.000 edificios, de los cuales 6.898 fueron escuelas.

Visita del presidente chino

El presidente chino, Hu Jintao, ha llegado este viernes a la zona más devastada por el seísmo y ha calificado de "arduo" y "apremiante" el trabajo de los equipos de rescate, debido a que se reducen las posibilidades de encontrar con vida a las personas que han quedado sepultadas por los escombros.

"El reto es todavía desalentador, la tarea es aún ardua y el tiempo, apremiante", ha señalado Hu.