Cómo hacer un huevo frito con puntilla y yema líquida

Huevo frito con puntilla crujiente.
Huevo frito con puntilla crujiente.
GTRESONLINE

El huevo, uno de los alimentos más apreciados en gastronomía desde hace siglos. Huevos poché, huevos duros, en tortilla francesa, empanados,... Moladidades para cocinar huevos hay muchas, pero sin duda la más apreciada es el huevo frito con puntilla crujiente, o también llamado huevo andaluza.

Su elaboración es sencilla pero requiere de unos trucos clave para que la yema no se cuaje y la clara quede crujiente y sabrosa sin llegar a quemarse.

Freir un huevo con puntilla, paso a paso

  1. Calienta una sartén y añade abundante aceite. También se puede hacer con poco aceite, pero ya no sería un huevo andaluza.
  2. Una vez que el aceite está bien caliente, llega la hora de añadir el huevo. Para que no se rompa ni salpique, es necesario añadirlo lo más cerca posible del aceite.
    Si no te sientes seguro al cascar el huevo cerca del aceite (siempre sin llegar a tocarlo), puedes ayudarte con un recipiente o un cazo de sopa si lo ves necesario. Casca el huevo previamente en uno de estos dos utensilios y así tus manos no tocarán el aceite, por muy cerca que echemos el huevo.
  3. El huevo comenzará a freirse. Usa una espumadera para cubrir ligeramente los bordes del huevo con el aceite, pero cuidado, no te pases o cuajarás la yema.
  4. Cuando los bordes estén dorados saca el huevo con la espumadera y reposa sobre un papel de cocina para evitar el aceite que sobra.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento