Los Mossos d'Esquadra han sancionado a un mujer con 57,14 euros de multa por tocarse el pelo mientras conducía "en una curva suave".

Loa agentes pararon el vehículo de la mujer pensando que estaba hablando por el teléfono móvil. Al comprobar que ni siquiera lo llevaba encima la multaron por el mero hecho de estar tocándose el pelo, según afirma la joven.

La multa ya es famosa en la tienda de sus padres, donde algunos clientes hacen mofas del tipo: "Menos mal que lo que se estaba tocando eran los pelos de la cabeza".

La joven, que confiesa que es la primera multa que recibe, ha anunciado que va a recurrirla porque la considera injusta. "Por lo menos que nos avisen, que nos manden un listado" de que tipo de maniobras en el coche son sancionables, se queja la mujer.