Mujeres islámicas
Mujeres con el velo islámico en Madrid.

Los padres musulmanes están que trinan: ningún colegio de la Comunidad ofrece clases de religión islámica. En Madrid hay 18.713 familias que quieren que sus hijos estudien el Islam en la escuela, según datos de la Unión de Comunidades Islámicas de España (UCIDE).

La religión debería estar fuera del sistema educativo, pero si está una debería estar el resto

Pese a esta demanda, ninguno recibe la asignatura en los colegios públicos y concertados de la región, porque "la Consejería de Educación no quiere impartir la enseñanza", según Riay Tatari, líder de la UCIDE. "Educación no nos pone ningún profesor", protesta Tatari.

Por su parte, en la Consejería de Educación aseguran que sólo 768 niños de Primaria y ninguno de Secundaria han pedido esta asignatura, y que no puede ofrecerse porque "no se cumple el cupo mínimo de diez alumnos por aula para que se pueda impartir".

"No son conscientes de ese derecho"

Ante la guerra de cifras, los sondeos de CC OO refrendan las estimaciones de UCIDE, ya que "los padres no piden el formulario para cursar la asignatura porque no son conscientes de que tienen este derecho. La Comunidad no les informa de ello", asegura Francisco García, secretario de enseñanza de CC OO.

 

Según la ley, los padres deben poder elegir entre enseñanza católica, evangélica, islámica o judía
Este sindicato defiende que "la religión debería estar fuera del sistema educativo. Pero si está una [la católica], debería estarlo también el resto de religiones".

 

El sindicato de profesores ANPE, por su parte, cree que "no hay una razón específica para no dar la asignatura, aunque a veces es complicado hacer un grupo si los niños tienen distintas edades".

La ley establece que los colegios deben facilitar a los padres un impreso con la opción de enseñanza religiosa a elegir entre: católica, evangélica, islámica o judía. Para aquellos que no quieran ninguna de las cuatro, existe la posibilidad de optar por atención educativa, una opción que "eligen muchos padres porque creen que así sus hijos aprenderán mejor". Para solventar la carencia de la enseñanza islámica, muchas familias deciden llevar a sus hijos a las mezquitas donde se da el Islam fuera del horario escolar.