Catalunya endurece las restricciones por sequía aunque subió el nivel de los pantanos

  • Se mantienen las sanciones por regar jardines y llenar piscinas.
  • Aragón recurre el minitravase del Ebro.
  • El segundo barco con agua de Marsella no llega por problemas técnicos.

El Gobierno catalán ha modificado de urgencia el Decreto de Sequía, elaborado hace apenas un año, para incluir más variables, pese al aumento de los pantanos, a la hora de valorar el paso de una fase de excepcionalitat por sequía a otra. Así, se mantiene al sistema Ter-Llobregat en la fase dos de excepción por sequía, con la prohibición de regar y llenar piscinas con agua del grifo.

Pese al aumento de las reservas a los embalses catalanes, el nuevo Decreto de Sequía prevé que se debe tener en cuenta el régimen de lluvias y el grado de aportación de los acuíferos, así como la evolución de las actuaciones para evitar las restricciones. Además, deberá ser el Gobierno de la Generalitat quien decida a partir de ahora si se mantiene una fase u otra de excepcionalidad, cosa que hasta ahora se hacía de forma automática una vez visto el volumen de los pantanos.

«Es evidente que no teníamos la suficiente experiencia», ha reconocido el consejero de Medio ambiente, Francesc Baltasar, quien, sin embargo, negó que haya habido carencia de previsión a la hora de aplicar el Decreto de Sequía. Tras el Consejo de Gobierno extraordinario, el consejero Baltasar afirmó que no se sentía «desautorizado» .

Por otra parte, el Gobierno de Aragón anunció ayer que recurrirá ante el Tribunal Constitucional la compra de derechos de agua para el minitrasvase del Ebro. Pidió que se derogue la interconexión de redes. Y ayer, el primer barco cargado con agua desde Marsella no pudo llegar al Puerto por problemas técnicos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento