Alcalá de Guadaíra retira de su alumbrado público las lámparas de mercurio y las sustituye con tecnología led
Alcalá de Guadaíra retira de su alumbrado público las lámparas de mercurio y las sustituye con tecnología led AYUNTAMIENTO DE ALCALÁ DE GUADAÍRA

Según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado, desde finales de 2017 hasta ahora, las actuaciones en el sistema de alumbrado público han tenido como prioridad aquellas zonas con iluminación a base de vapor de mercurio, conforme a la directiva 2002/95/CE y directriz nacional por la que se prohíbe su fabricación desde finales de 2009 y su comercialización desde abril de 2015. La causa es que contienen un producto contaminante, además de su "ineficiencia lumínica y mantenimiento costoso".

En el último año y medio, Servicios Urbanos ha culminado 23 actuaciones por un importe global cercano al millón de euros, renovando con luminarias de tecnología led cerca de 800 puntos de luz en 75 calles de la ciudad. Esto ha traído consigo un ahorro en la facturación del consumo anual de casi 80.000 euros.

Las zonas de intervención han sido la Pirotecnia, Malasmañanas y aledañas hasta General Prim, Campo de las Beatas, avenida de Portugal y zona de juegos en Oromana, San Rafael, Prueba de Cañones, Atilano de Acevedo, parque Hermanos Machado, avenida Escultora la Roldana, calle Madrid y calle Labrador, Callejón del Huerto, plaza Blas Infante, calle Salesiano Agustín Pacho, Juez Pérez Díaz, plaza Miguel Ángel Blanco, el Algarrobo y calle Juan Ramón Jiménez.

La sustitución de luminarias proseguirá en breve con nuevas intervenciones en San Rafael, Rabesa y plaza Conde de Colombí, mientras el proyecto Edusi permite la inversión necesaria para la total eliminación del alumbrado antiguo con vapor de mercurio y, además, extender la tecnología led en el viario donde se acometan reposiciones y mejoras de la red.

En noviembre de 2017 el sistema de alumbrado público de Alcalá contaba con 1.600 puntos de luz de vapor de mercurio (el 95 por ciento de 125 watios y el cinco por ciento restante de 250 watios). Eso suponía un 12 por ciento del entramado total, compuesto por unas 12.000 lámparas.

Por zonas, las de vapor de mercurio se distribuían en un 40 por ciento por Malasmañanas, el 30 por ciento por el Campo de las Beatas, el 20 por ciento en Rabesa y el diez por ciento restante en el distrito centro-oeste, más difuminado.

BAJADA DE POTENCIA UN 60%

De este modo, las mejoras se han centrado en estas zonas, que con el alumbrado de tecnología led -respetuosa con el medio ambiente y favorecedora del cielo nocturno- baja la potencia instalada en un 60 por ciento de media, reduciendo la factura del suministro y penalizaciones por exceso de potencia sin menoscabo de la luminosidad en el viario.

También se reducen los costes de mantenimiento correctivo y ajustar la óptica de las luminarias a las necesidades específicas de cada zona. En aquellos puntos con nuevo alumbrado se ha conseguido además mejorar la eficiencia energética de las instalaciones.

Al respecto, el delegado municipal de Servicios Urbanos, José Antonio Montero, ha explicado que las próximas grandes actuaciones de mejora en el alumbrado público, por más de 150.000 euros, se llevarán a cabo con cargo al Plan Supera VII, pero que "será con el proyecto Edusi cuando demos un impulso definitivo para renovar por completo el viejo sistema con la nueva tecnología led, con la consiguiente mejora en la calidad del servicio que se presta a los vecinos".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.