Las picardías de Cherie Blair podrían costarle su puesto como jueza

  • La mujer de Tony Blair está destapando detalles íntimos de su vida con el ex Primer Ministro en unas memorias.
  • Un juez ha pedido que sea expulsada de la judicatura.
  • En su opinión "muestra una falta total de decencia".
Cherie Blair.
Cherie Blair.
ARCHIVO
Cherie Blair, esposa del ex primer ministro británico
Tony Blair, y abogada además de juez a tiempo parcial, debería ser
expulsada de la judicatura por desprestigiar a la profesión en sus
memorias, según un colega suyo.

El juez Gerald Butler, que presidió el tribunal londinense de Southwark, uno de los mayores del país, y es una figura respetada, critica que Cherie Blair
revele en el libro intimidades sobre su propia persona, su marido y otras personalidades públicas.
Lo que ha hecho no es lo que cabe esperar de un juez"

"Lo que ha hecho no es lo que cabe esperar de un juez. Si quiere seguir haciendo dinero con comentarios indignantes, que lo haga, pero no creo que sea algo digno de una juez. Muestra una total falta de decencia", afirma Butler en declaraciones al vespertino
Evening Standard.

Según el periódico, el millón de libras (1.26 millones de euros) que le ha pagado la editorial por sus memorias, que se ponen este viernes a la venta, contrastan con las menos de 70.000 libras que ganó el año pasado como abogada y juez de oficio.

El comportamiento de Cherie Blair "
deshonra a la profesión lega. Es una desgracia, pero no esperaba otra cosa de ella. En mi opinión no podrá nunca llegar a los altos escalones de la justicia", dijo Butler, de 77 años.

En su libro, Blair da detalles sobre su
vida sentimental y sexual como el de que su marido le propuso el matrimonio mientras ella fregaba el suelo del WC de la casa donde pasaban sus vacaciones en Italia o que
concibieron al cuarto hijo del matrimonio haciendo el amor en el castillo de la Reina en Balmoral (Escocia).
Mostrar comentarios

Códigos Descuento