Un hombre se enfrenta a 50 años de prisión por intentar quemar a su ex, la hija de ella y el bebé de ambos

  • El acusado, en prisión desde 2017, roció de gasóleo a la mujer, pero logró huir.
  • El hombre roció también a la hija de 16 años y accionó un mechero y a la bebé.
La Audiencia Provincial de Valencia.
La Audiencia Provincial de Valencia.
Wikimedia

La Fiscalía Provincial de Valencia reclama una condena de 50 años de prisión e indemnizaciones por más de 20.000 euros para un hombre de 48 años acusado de intentar quemar a su expareja, la hija de esta (de 16 años), y a otra hija de ambos (de 2), en diciembre de 2017 en el municipio de l'Alcudia.

El juicio por estos hechos está señalado para este martes en la sección primera de la Audiencia de Valencia y el acusado, un hombre de nacionalidad senegalesa que residía en España en situación irregular, se encuentra en prisión desde diciembre de 2017.

El acusado se enfrenta a tres delitos de asesinato en grado de tentativa, por los que se le reclaman 48 años de prisión (14 por su excompañera sentimental, otros tantos por la hija de 16 años y 20 por la bebé) y dos delitos de maltrato por los que se le piden sendos años de prisión.

En su escrito de acusación, el fiscal relata situaciones de maltrato desde diciembre de 2016, si bien la referida agresión de intento de asesinato se produjo una vez ya estaban separados el acusado y la mujer, de nacionalidad española.

Fue el 26 de diciembre de 2017 cuando el acusado hizo creer a su excompañera que le iba a abonar la pensión alimenticia correspondiente a la hija de 2 años que ambos tenían, y la citó en una vivienda.

El procesado logró que la mujer dejase su vehículo estacionado en la calle, con sus dos hijas dentro, y la convenció para que entrase en el portal; una vez dentro la roció con el gasóleo que guardaba en una botella de plástico que previamente había escondido.

La mujer logró huir del portal y en ese momento la hija de 16 años que aguardaba en el coche, al ver a su madre correr y al procesado perseguirla, salió para tratar de ayudarla mientras su madre se ocultaba en una frutería.

El acusado cogió del pelo a la menor y la roció también con gasóleo, la estampó contra una pared y accionó un mechero que llevaba incendiándole el pelo, momento en el que la menor logró escapar y refugiarse en una vivienda.

Posteriormente, siempre según el relato del fiscal, el procesado se dirigió al vehículo, en cuyo interior se encontraba su hija de 2 años, y vertió gasóleo en la ventanilla y la puerta derecha, si bien no pudo incendiar el coche porque fue detenido por varios vecinos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento