Kiko Jiménez, de 'GH VIP 7', revela consternado que solo ha visto dos veces en su vida a su padre

  • Finalmente, el concursante ha utilizado la historia para coquetear con Estela Grande.
El colaborador de Telecinco Kiko Jiménez.
El colaborador de Telecinco Kiko Jiménez.
GTRES

Es normal que tras varias semanas de concurso, y viviendo en la casa de Guadalix, a los concursantes les dé por abrirse al resto de sus compañeros y compañeras. Sobre todo cuando el quid de la cuestión está en que te conozcan cuanto más mejor.

Es lo que ha debido pensar Kiko Jiménez, que sí, que él mismo reconoce que está jugando a un juego (peligroso), pero que dentro de su acercamiento a Estela Grande, con la que incluso ha pedido una hora sin cámaras, también hay sitio para la verdad.

Se ha dado esta semana y Jiménez ha relatado uno de los episodios más tristes de su vida y de los que más le cuesta hablar. Y lo ha hecho delante de la esposa de Diego Matamoros y de Irene Junquera.

En concreto, el concursante y novio de Sofía Suescún ha desvelado que, en toda su vida (nació el 5 de junio de 1992 y tiene 27 años), solamente ha visto a su padre en dos ocasiones.

"Lo he visto dos veces, de niño y con 17 años. El día antes de entrar [en la casa], una mujer me dijo que era la hermana de mi padre y que él quería verme", comenzaba relatando Kiko.

"Ha estado a punto de morirse y lo que quería era verme", revelaba el jienense exconcursante de Mujeres y Hombres y Viceversa, antes de continuar con que no tuvo el valor de contactar con su progenitor.

"Eso fue un día antes de entrar aquí, le pedí su número... pero no lo llamé", comentaba para sorpresa tanto de Estela como de Irene, que no pudieron sino seguir escuchando la historia al completo.

"Mi padre bajó de Madrid a Linares, se fijó en mi madre y se la llevó. Luego vine yo y mi madre tuvo que volver sola conmigo. Mi madre era muy guapa, era modelo", ha rememorado Jiménez sobre la breve relación de sus padres.

Además, aseguró que su madre le recordaba de alguna forma a la actual pareja de Diego Matamoros, lo que algunos usuarios vieron como una forma del concursante de tirarle la caña a Grande.

"Me recordaba a Estela, su nariz, así, morena... No te haces a la idea de cuánto, la veo por la casa y pienso en mi madre cuando era modelo y mi padre enamorándose de ella", flirteaba Kiko.

Irene Junquera, que lo vio venir al lejos, aseguró que eran "todo señales" sobre el más que posible devaneo adúltero entre Kiko Jiménez y Estela Grande, quien por otro lado, se dejó querer.

"Es todo un honor", decía Grande, haciendo aún más evidente el affaire infiel entre ambos y que, por si fuera poco, acabó con ella enviándole un beso a cámara para Carmina, madre de Kiko Jiménez y, quién sabe, quizá su próxima suegra.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento