Más Madrid decide salirse del gobierno municipal de Móstoles y deja a la alcaldesa Noelia Posse en minoría

Imagen recurso de la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse.
Imagen recurso de la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse.
TWITTER DE NOELIA POSSE

El futuro de Noelia Posse (PSOE) como alcaldesa de Móstoles es cada vez más incierto. Los nombramientos que realizó a dedo —entre ellos contratar a su hermana como coordinadora de redes sociales y ascender a su tío como director técnico de Deportes— y las primeras decisiciones que adoptó nada más tomar posesión de sus cargo —subirse el sueldo casi un 17%— le están pasando factura. Este lunes, el Gobierno tripartito que logró formar junto a Más Madrid-Ganar Móstoles y Podemos comenzó a desmoronarse.

Dos ediles de la formación que lidera Íñigo Errejón —Gabriel Ortega, concejal de Cultura y Políticas Medio Ambientales, y Susana García Millán— han presentadosu carta de renuncia, dejando así en minoría al actual Ejecutivo municipal, que no podrá sacar adelante las propuestas en el Pleno solo con los votos de PSOE (10) y Podemos (2).

Ortega, líder de Más Madrid-Ganar Móstoles, ya había reclamado en varias ocasiones la dimisión de la regidora, pero dejando claro su apoyo a un gobierno progresista en la ciudad liderado por el PSOE. "Nuestra mano está tendida para ello. Entendemos que debe ser liderado por el PSOE, fuerza mayoritaria de los tres partidos que componemos el Ejecutivo municipal, pero no podemos compartir por más tiempo las responsabilidades si es Posse quien sigue al frente", ha asegurado.

Las críticas contra Posse también han sido internas, con varios miembros del PSOE pidiendo su dimisión. Incluso su propio partido acordó abrirle un expediente por los nombramiento a dedo de cargos municipales, aunque ella ya ha manifestado que por ahora descarta apartarse del cargo.

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, también ha opinado del tema en TVE. "La responsabilidad política en este caso tiene un camino, permíteme que lo deje ahí", ha señalado.

Lastra no quiso ir más allá al asegurar que el PSOE es un partido "garantista" y "respetuoso" con los procedimientos internos que ha abierto ya el PSOE-M a través de su comisión de garantías, si bien añadió que en el partido están "sorprendidos" y "disgustados" con las decisiones de la regidora mostoleña. "A mí me gustaría que no hubiera pasado nada de lo que pasó, que esas decisiones que tomó no las hubiera tomado. A mí me gustaría que se fuera responsable con las decisiones tomadas", ha sentenciado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento